Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV afirma que los nacionalistas vascos y catalanes no se oponen a una Ley de Claridad e insta a "definir los términos"

Defiende el derecho de decidir "con la obligación de pactar por las dos partes", sin que ninguno "ceda al cien por cien"
El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha afirmado que los nacionalistas vascos y catalanes no se oponen a una Ley de Claridad como la aprobada en Canadá y ha instado a "definir los términos" de ésta. Además, ha defendido 'el derecho de decidir' "con la obligación de pactar por las dos partes", sin que ninguno "ceda al cien por cien" en sus posiciones.
En una entrevista concedida a Herri Irratia, recogida por Europa Press, Esteban ha considerado que podría impulsarse una Ley de Claridad, en alusión a la norma federal aprobada por el Parlamento de Canadá que establece las condiciones en las cuales el Gobierno de Canadá podría entrar en negociaciones que podrían conducir a la secesión de una de sus provincias tras un referéndum.
El dirigente jeltzale se ha referido al debate en el que se dio portazo a la posibilidad de que el Parlamento catalán pueda convocar una consulta, y ha recordado que, "en algunas fases", se esgrimieron "los mismos argumentos" que cuando se discutió en las Cortes Generales del denominado 'Plan Ibarretxe'.
No obstante, ha apuntado que las propuestas "eran diferentes" porque lo que proponían los vascos era una reforma estatutaria "con una interpretación amplia de la disposición adicional primera y podría haberse buscado un encaje".
"Quizá habría que haber retocado algo, algún artículo de la Constitución, pero creo que muy poquito. Todo el tema de derechos y libertades lo respetaba. Y ahora se han encontrado, no con eso, sino con una propuesta para hacer un referéndum para optar por la secesión del Estado o mantenerse", ha añadido.
Para el portavoz del Grupo Vasco en el Cámara baja, no es argumento suficiente que se anteponga la Constitución para rechazar la iniciativa del Parlamento catalán "cuando, aparentemente, se está ofreciendo diálogo". "Porque el Gobierno dice que 'diálogo dentro de la Ley' y también lo dice el PSOE, que hay que hablar, pero dialogar implica una cosa importante, que es la voluntad de intentar llegar a acuerdos", ha añadido.
En este sentido, ha precisado que, "si uno llega a acuerdos a través del diálogo entre todos", quienes "tienen votos suficientes para hacerlo, PP y PSOE, tendrán que modificar la Ley para adaptarla a ese acuerdo".
"A mí lo que me parece es que hay mucha palabrería en el sentido de 'diálogo, diálogo'. Por cierto, yo allí le leí a Rubalcaba unas palabras que también había dicho al lehendakari Ibarretxe, de 'ahora empieza el diálogo y hablaremos'. ¿Y qué hizo?, aunque ganó las siguientes elecciones Ibarretxe, se juntó con el PP", ha añadido.
Aitor Esteban ha recordado que, pese a vencer Ibarretxe en las elecciones autonómicas y la intención del PNV de llegar a un acuerdo de coalición, "no hubo diálogo" y sí una entente entre el PSOE y PP. "Espero que eso no se repita, pero yo, hasta ahora, cada vez que les pregunto si hay voluntad de, si se llega a un acuerdo, poder modificar la Ley, dan la callada por respuesta. Entonces, es un diálogo falso, y la Ley siempre se puede cambiar y será optable", ha añadido.
Asimismo, ha precisado que el PSOE habla de la reforma constitucional "y de una especie de España Federal, pero tampoco acaban de rematar y definir qué quiere decir con eso".
QUEBEC
"Hablan mucho de federalismo y, de hecho, hace unas semanas trajeron al azote de los nacionalistas de Quebec, que era Stéphane Dion -exlíder del partido liberal y exministro de Asuntos Intergubernamentales-, que ellos le ponen como ejemplo de lo que debe ser el federalismo, etc", ha apuntado.
En esta línea, ha señalado que Dion "lo que dijo" y está de acuerdo "en seguir su estela es: 'acepto la decisión del Tribunal Supremo de Canadá, Canadá tiene Constitución escrita y no contempla el derecho de secesión ni el derecho a decidir de una provincia, etc, pero dice 'bueno, el Tribunal Supremo dijo que, bajo unas condiciones, si hay una mayoría clara, si la pregunta es clara y es aceptada como clara por el Parlamento canadiense y se acuerda luego seguir una serie de pasos para, en su caso, una obligación de pactar entre el Estado federal y la provincia que quiere secesionarse, entonces, sí hay un derecho".
No obstante, ha subrayado que Stéphane Dion precisó que no valía sólo con eso y "que tiene que mucha claridad en la pregunta, tiene que haber una mayoría reforzada, más que suficiente", y los canadienses aprobaron la Ley de Claridad.
SIN OPONERSE
En este sentido, ha asegurado que los nacionalistas de Euskadi y de Cataluña "no se oponen a una Ley de Claridad". "Vamos a definir en qué términos, pero que no se nos cierre las puertas a poder expresarnos", ha aseverado.
A su juicio, la solución la definía "muy bien Ibarretxe", que radica en "el derecho a decidir, pero la obligación de pactar". "Y, cuando hablo pactar, quiero decir pactar por las dos partes. No quiero decir que el Estado tenga que ceder en sus posiciones y dar el cien por cien a los nacionalistas, sino que ambas partes tienen que obligarse a pactar e intentar llegar a un acuerdo", ha señalado.
Tras asegurar que, tras el debate en el Congreso, "el problema sigue estando ahí", ha indicado que le da "la sensación de que los medios de Madrid y la clase política, en estos momentos piensan que han hecho la misma que pasó con el Estatuto vasco" que ya dijeron que no y que "esto se acabó".
"Y creo que se equivocan por el momento, por la propia situación en cuanto a la opinión pública que se tiene del PP y del PSOE que, en estos momentos, están de capa caída, y luego, hay una cosa clara, que en Cataluña no había un problema de violencia, se ha movilizado a la ciudadanía por encima de líneas políticas y la gente está muy cabreada. Y eso va a ser muy difícil que se vuelva a atrás", ha añadido.
A su juicio, el problema "es de diálogo" y ha dicho que le parece "hasta cierto punto lógico y correcto que, desde Madrid, se les diga que 'ustedes tiene que pactar en Euskadi, pero hacerlo entre diferentes, entre sensibilidades nacionales diferentes'".
Para el representante jeltzale, "el ideal" es pactar entre distintos, pero ha precisado que otra cosa es que no sea posible y haya una "una mayoría amplísima de un mismo color".
No obstante, ha precisado que, en el caso de Cataluña, se ha pactado entre diferentes sensibilidades, que dicen que tiene "la abrumadora mayoría" y, en este sentido, creen que en Madrid tiene que haber la "sensibilidad de, al menos, intentar llegar a un acuerdo".
Aitor Esteban ha rechazado hablar de "divorcio" de Euskadi con España porque "no hay que correr y las cosas tienen que ser maduradas, pensadas y exploradas". "En Euskadi vemos que hay cuatro identificaciones ideológicas que está ahí, que tienen su fuerza, unos más y otros menos, y yo lo que creo es que, si este pueblo, en algún momento decide que quiere otro tipo de relación institucional, etc, respecto a Europa, respecto a España, etc, tenemos que intentar que sea el pueblo en su conjunto", ha añadido.
A su juicio, es necesario "moverse como pueblo, que es lo que está pasando en Cataluña". "En ese sentido, tiene una posición ganada, mientras que en Euskadi, lo tengo que decir muy clarito, la violencia de todos estos años nos ha lastrado terriblemente, porque ha creado trincheras entre los propios vascos", ha subrayado.
Por ello, ha apostado porque en la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco se haga "un buen diagnóstico de lo que ha pasado" para construir una Euskadi "del futuro", en la que "nadie se sienta a disgusto, aunque no estés al cien por cien con lo que tu quisieras".