Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV advierte de que las reclamaciones de Escocia, Cataluña o Euskadi son "un problema europeo, no una cuestión interna"

Bilbao ofrece la "colaboración y total empeño" del PNV para "trabajar en una respuesta europea para estas tensiones"
La eurodiputada de PNV, Izaskun Bilbao, ha advertido de que las "cuestiones nacionales" de Escocia, Cataluña o Euskadi son "un problema europeo", no "una cuestión interna", y se ha mostrado convencida de que en Europa "no se pueden impedir debates ni imponer posiciones". Además, ha ofrecido la "colaboración y total empeño" de su partido para "trabajar en una respuesta europea para estas tensiones".
En un comunicado, Bilbao ha asegurado que las reclamaciones de las "naciones sin Estado" son "un problema Europeo" y no "una cuestión interna de los estados miembros porque "afecta a la estructura de las instituciones europeas y compromete derechos de ciudadanía europea que quiere seguir siéndolo".
Durante el debate celebrado este miércoles en Estrasburgo para evaluar la situación de Kosovo, la europarlamentaria vasca ha recordado que "cuando hay voluntad política, todo es posible".
A su juicio, la "positiva evolución de Kosovo" ha sido posible porque "las decisiones de la ciudadanía son estado cuando se institucionalizan en democracia". Ha destacado además que "paradójicamente, cinco capitales europeas, entre las que se encuentra Madrid, no aceptan para otros ese principio democrático que es el mismo que dio origen a sus propios estados".
Para Bilbao, "las claves del éxito" de la Unión como "agente de paz y de progreso" residen en "el diálogo, la libertad y la democracia". Por ello, ha pedido que las instituciones europeas "miren hacia el interior de Europa y se animen a proponer soluciones para un problema real y actual".
"PROBLEMA EUROPEO"
Tras afirmar que, dentro de la UE, "también hay cuestiones nacionales en Escocia, en Cataluña, en Flandes o en Euskadi y en otros lugares", ha advertido de que, todas ellas son "un problema europeo", porque "afecta a la estructura de sus instituciones comunes y a derechos fundamentales de ciudadanía europea que quiere seguir siéndolo".
Bilbao ha advertido de que "en Europa ni se pueden impedir debates, ni se pueden imponer posiciones" y ha ofrecido la "colaboración y total empeño" del PNV para "trabajar en una respuesta europea para estas tensiones", algo que ha considerado "fundamental para una ampliación hacia adentro de la fortaleza" de la Unión Europea.