Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP exige al alcalde de Alicante que retire competencias y sueldo a la concejal condenada por injurias a la Corona

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Alicante ha exigido al acalde, Gabriel Echávarri, que retire las competencias a la edil de Juventud y Protección Animal, Marisol Moreno, tras ser condenada al pago de una multa de 6.000 euros por injurias a la Corona en el juicio que se ha celebrado este lunes en la Audiencia Nacional (AN).
En un comunicado, el portavoz 'popular', Luis Barcala, ha exigido a Echávarri la retirada de competencias "y el sueldo". Asimismo, ha reclamado a Moreno "que deje el acta de concejal".
Barcala ha subrayado que, hasta la fecha, "el PP se ha mantenido absolutamente respetuoso durante toda la sustanciación del proceso contra la concejal Marisol Moreno". "Nosotros --ha afirmado--, por responsabilidad interpusimos la denuncia, porque considerábamos que eran unos hechos muy graves cometidos por alguien que está en la función pública en estos momentos y, por tanto, que debe ser un ejemplo para los conciudadanos".
Sin embargo, desde el grupo consideran que "la situación ha cambiado sustancialmente" en el momento en que la Audiencia Nacional ha condenado a Moreno por un delito de injurias a la Corona. "Ante este hecho tenemos que pronunciarnos y exigir, dada la gravedad, porque es la primera vez que un concejal del Ayuntamiento de Alicante en ejercicio es condenado por un tribunal penal, que Marisol Moreno renuncie al acta de concejal", ha argumentado.
Barcala ha incidido en que el alcalde "ya no puede eludir la cuestión con ambigüedades" y "está obligado no sólo a pronunciarse, sino a tomar decisiones". "Si la concejal de su equipo de gobierno no renuncia al acta y si su socio del tripartito no adopta ninguna medida, cuestiones ambas que esperamos que sea así, entonces la exigencia es hacia el alcalde de Alicante".
"Echávarri ya no puede mirar hacia otro lado, ha llegado el momento de tomar decisiones, y no de poner excusas. Anunció que las adoptaría si la situación de Moreno cambiaba, y ha cambiado. No es bueno ni para la imagen de Alicante, ni para la del propio Ayuntamiento, el que una de sus concejales haya sido condenada por la comisión de un delito. No asumir su responsabilidad como alcalde solo significa que, está tan atado de pies y manos a sus socios, que no puede ejercer como tal, anteponiendo mantenerse él en la alcaldía antes que asumir las consecuencias de hacer lo que tiene que hacer", ha concluido el portavoz del PP.