Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP comprende los "lloros frecuentes de Carmena" por "tener que dar la razón a la Fundación Francisco Franco"

El servicio de disciplina urbanística no inicia actuación por la acción del Ayuntamiento en aplicación de la Ley de Memoria Histórica
El concejal del PP José Luis Martínez Almeida ha lanzado este miércoles en la comisión de Desarrollo Urbano Sostenible que comprende los "lloros frecuentes" de la alcaldesa, Manuela Carmena --según recogía una información este fin de semana en 'El Mundo'-- por "tener que dar la razón a la Fundación Francisco Franco".
Todo ello después de que ayer el Gobierno municipal comunicara que repondrán en los próximos días los dos vestigios retirados el pasado 1 de febrero en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica, de modo que en los próximos días volverán a colocarse el monolito al Alférez Provisional en la plaza de Felipe IV y la lápida de José García Vara en la calle Arrieta número 4. Así se lo habían comunicado por carta a la Fundación Francisco Franco, que exigía la reposición.
"Han revivido a la Fundación Francisco Franco, le han dado sus quince minutos de gloria que nunca han tenido. ¡Cómo no va a tener lloros frecuentes la alcaldesa, con el equipo que tiene! Una antifranquista como ella, que 40 años después tenga que dar la razón a la Fundación Francisco Franco debe ser doloroso", ha manifestado el concejal del PP, que ha rematado diciendo que en el equipo de Gobierno "se equiparan con Franco pensando que están por encima de la ley".
La directora general de Control de la Edificación, Ana Perpiñá, ha informado en la comisión que el servicio de disciplina urbanística "no ha iniciado actuación alguna" por la acción del Ayuntamiento en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica al tratarse de una intervención de la Administración, no sujeta a ese control de disciplina, únicamente aplicable a los particulares.
Perpiñá ha repetido que la retirada de la placa a los ocho frailes carmelitas asesinados fue un "error". En cuanto al monolito al Alférez Provisional, la directora general ha señalado que no tiene una protección específica y cuyo valor residual permitiría su traslado sin perturbar la percepción de Bien de Interés Cultural (BIC) de su entorno.
El monolito, "en buen estado de conservación", se encuentra en el taller de cantería de la Casa de Campo. La placa a José García Vara está en el almacén de monumentos del polígono de Las Mercedes. Por último, Perpiñá ha recordado que el Gobierno trabaja en cubrir el vacío procedimental existente en el Ayuntamiento, donde no se ha aplicado la Ley de Memoria Histórica desde que se aprobó, en 2007.