Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP de Castellón siente la misma "vergüenza" y "cansancio" que la mayoría de los ciudadanos

Asegura que le gustaría poder celebrar juicios rápidos en estos casos "como los que se celebran con las alcoholemias"
El presidente provincial del PP y de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha señalado este miércoles en Benicarló que siente la misma "vergüenza y cansancio" que la mayoría de los ciudadanos, al ser preguntado por la 'Operación Púnica'.
"Creo que cualquier demócrata convencido que se mueve por criterios de ética y honestidad está harto de tener que despertarse todos los días con actitudes que provocan repugnancia para quien entendemos el trabajo público como una vocación de servicio y con la clara intención de intentar hacer lo mejor posible, como hacen los alcaldes y los concejales de la inmensa mayoría de los pueblos", ha señalado.
Moliner considera que "en este cesto hay muy pocas manzanas podridas, pero la imagen que la gente puede percibir es que todo el cesto está podrido". No obstante, ha señaldo que esto "no es cierto, pues todo el cesto está sano y es una anécdota lo que está podrido, pero la obligación del frutero es quitar cuanto antes las manzanas podridas porque no quitarlas acaba haciendo percibir a la gente que pueden estar todas afectadas".
Según el dirigente del PP, "es el momento de pedir a la Justicia agilidad y contundencia". "A mi me gustaría poder celebrar juicios rápidos como los que se celebran con las alcoholemias y que en 48 horas pueda estar encerrado en la prisión el que se merezca estar encerrado en la prisión y suelto el que se merezca estar suelto", ha puntado Moliner, quien ha pedido que esa gestión de los tiempos de la justicia "no acabe sembrando dudas sobre tanta y tanta gente honrada que está trabajando en los ayuntamientos".
"La normalidad no llena las noticias de las televisiones, sino cosas que a mí me provocan vergüenza e indignación", ha concluido.