Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP de Castilla-La Mancha cree que a los ciudadanos ahora no les interesa el tema del agua

El PP de Castilla-La Mancha cree que ahora a los ciudadanos no les interesa el tema del agua, si no que, debido a la situación económica, están más preocupados por la creación de puestos de trabajo y por la recuperación de la economía, que será en lo que los 'populares' centrarán su acción política si ganan las próximas elecciones generales.
Así ha respondido el secretario regional del PP, Vicente Tirado, al ser preguntado por las informaciones que han salido publicadas en algunos medios de comunicación que aseguran que el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal ha pedido al Ministerio de Medio Ambiente que se revoque el acuerdo de julio que autorizó un desembalse máximo de 270,8 hectómetros del Tajo al Segura.
Tirado, que ha dicho que el PSOE está "muy preocupado por intentar tapar los cinco millones de parados" y por ello "está intentando recuperar algo que no le preocupa a nadie", ha asegurado que como "político pegado a la realidad" ha podido comprobar cómo "cero personas" se han interesado por el tema del agua en los últimos días.
Igualmente, ha indicado que la voluntad del PP es solucionar un problema, el hídrico, que "ha creado el PSOE" y no entrar en "discusiones artificiales" como quieren los socialistas.
Igualmente, ha dejado claro que los 'populares' abogan por "agua para todos en cantidad y en calidad", pero "no desde el enfrentamiento", sino desde la "colaboración", y eso se hace desde un Plan Hidrológico Nacional y teniendo la prioridad de la cuenca natural sobre la cuenca receptora, ha defendido.
Preguntado por si el PP va a abordar este tema durante la campaña electoral, Tirado ha contestado que el PP va a tratar los temas que le interesan a los castellano-manchegos y a los españoles, que son la creación de empleo, la recuperación económica, y la garantía de la educación y la sanidad pública universal y gratuita "que el PSOE ha puesto en peligro".
En cualquier caso, Tirado ha dicho que el PP no tiene "ningún inconveniente" en hablar del agua, un problema que el PP va a solucionar "desde el acuerdo, la colaboración y desde un planteamiento nacional".