Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP niega que esté "loco por entrar" en el pacto PNV-PSE, pero tiene "la mano tendida" a "corregirlo y mejorarlo"

Aboga porque "se apriete más el cinturón de las administraciones públicas" y que no se suba "ningún impuesto".
El secretario general del PP en el País Vasco, Iñaki Oyarzábal, ha negado que su partido esté "loco por entrar" en el pacto suscrito por el PNV y el PSE-EE si no se "corrige" ni se aceptan sus aportaciones. En este sentido, ha asegurado que los populares tienen "la mano tendida" y explorará "todas las posibilidades" para que el acuerdo se pueda mejorar".
Para el representante popular, Euskadi "tiene capacidad económica para abordar este momento de la crisis y reactivación apretando más el cinturón de las administraciones públicas, gestionando mejor los servicios públicos y sin subir ningún impuesto en este momento".
"Nosotros no queremos sumarnos a un acuerdo que no compartamos y éste es un acuerdo que han cocinado entre el PNV y el PSE-EE, sin contar con los demás. Nos lo han dado un poco como las lentejas, 'o las tomas o las dejas', y nosotros les hemos trasladado que, si quieren contar con el PP, algunas de nuestras aportaciones se tienen que asumir", ha dicho.
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Oyarzábal ha considerado que el acuerdo entre jeltzales y socialistas, en un principio, "es un pacto para subir los impuestos a las clases medias, suprimir deducciones y desgravaciones de la vivienda, y gravar también más a las empresas". "No va en la buena dirección y creemos que algunas cosas hay muchas cosas que corregir", ha aseverado.
A su juicio, "no puede ser que se penalice el ahorro o que se vuelva a poner un impuesto de sucesiones y donaciones de padres a hijos". Además, ha subrayado la falta de inversiones previstas para Álava, en la que gobierna el Partido Popular.
"No se puede afrontar un plan de reactivación económica que no cuente con los tres territorios y que no tenga esa sensibilidad para pensar que de aquí tenemos que salir todos juntos", ha indicado.
"ESPACIO PARA HACER OPOSICIÓN"
El representante popular ha manifestado que, si no entran en el pacto, el PP "tiene un espacio para hacer una oposición a lo que se perfila como un Gobierno del PNV, con un socio, que es el PSE-EE", y hacer un proyecto alternativo al que representan los jeltzales "plegados" a las políticas de los socialistas, "que han fracasado".
No obstante, ha apuntado que su partido cree que los acuerdos "son buenos en sí mismos" y, por ello, tiene "la mano tendida" y está dispuesto a explorar "todas las posibilidades para que éste pueda ser un pacto que se pueda mejorar". En este sentido, ha abogado por "condicionar un mayor apoyo a las clases medias, a las familias, a las pequeñas empresas", para que no se les "castigue".
En esta línea, ha asegurado que los populares tendrán voluntad de sumarse al pacto "si pueden condicionar y modificar" algunas de las medidas que les parece "contraproducentes". Asimismo, ha insistido en que el acuerdo, en su planteamiento de subida de impuestos "casi todo el mundo, ha copiado lo que hizo Bildu con el PSE-EE en Gipuzkoa".