Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP vasco pide al PNV "que reconozca que guardó silencio y se benefició" cuando se "hostigó" a los no nacionalistas

Barreda cree que debería ser "el primer interesado" en llegar a acuerdos para que puedan votar "los exiliados por ETA"
El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Leopoldo Barreda, ha pedido al PNV "que reconozca que guardó silencio" cuando se "hostigó y presionó" a los no nacionalistas, y ha considerado que debería ser "el primer interesado" en llegar a consensos para que a "los exiliados por ETA" se les restituyan "los derechos políticos que se les arrebataron".
En declaraciones a Europa Press, Barreda ha manifestado que el PNV "calló mientras se producía esa situación, guardó silencio y se benefició política y electoralmente de una situación de presión y hostigamiento a quienes no eran nacionalistas en las ciudades y pueblos de Euskadi".
En cuanto al rechazo de los jeltzales a la propuesta del Gobierno para que los amenazados por ETA que abandonaron Euskadi puedan votar en esta comunidad en futuras elecciones, el representante del PP ha destacado que el PNV "tendría que ser el primero en callar en este momento y también el primer interesado en facilitar la toma de decisiones en esta materia, de un modo ordenado y, sobre todo, consensuado".
En este sentido, ha precisado que el Ejecutivo del PP "no ha hecho un planteamiento de fechas ni de plazos" ni ha pensado en las elecciones autonómicas, sino que pretende "restablecer derechos violados en nombre de un proyecto totalitario sobre personas concretas que fueron obligadas a marcharse de Euskadi".
EL DERECHO A VOTO
"En ese momento, el PNV guardó silencio y se benefició, probablemente, de esa situación. Hoy deberían reconocer aquel silencio tan poco defendible en democracia y, por tanto, como demócratas que creo que son, tendrían que ser los primeros en buscar fórmulas para que esas personas recuperen aquellos derechos políticos en Euskadi, incluido el derecho a voto, que le fueron arrebatados por la acción del terrorismo", ha indicado.
Por último, Barreda ha afirmado que no puede comprender que "un demócrata, sea nacionalista o no, no vea clara la necesidad de una reparación para aquellas personas que, por la acción del terrorismo, se vieron privados de sus derechos políticos en Euskadi".