Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP y PSdeG dicen estar abiertos al diálogo en la reforma electoral pero se reprochan mutuamente no tener ánimo de pactar

La oposición critica a los populares por mantener desactivada la comisión de investigación de las cajas y la de la corrupción.
Los contactos para abordar la reforma de la ley electoral impulsada por el PPdeG para, entre otras cuestiones, reducir de 75 a 61 el número de diputados se mantienen en pausa aunque está previsto que el portavoz parlamentario popular, Pedro Puy, llame en los próximos días a su homólogo socialista, José Luis Méndez Romeu, y a los de los demás grupos. Mientras, socialistas y populares aseguran que tienen voluntad de "diálogo", pero se reprochan mutuamente que la otra formación no da pasos en ese sentido.
Desde que el PPdeG registró la propuesta de ley en la Cámara autonómica en base, como argumentó, a su compromiso electoral de reducir el número de escaños, se han sucedido varias cartas, por un lado, del portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, a los demás miembros de la oposición, y, por otro, del secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, a Bloque y principales dirigentes de AGE, y también al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
Precisamente, el máximo mandatario autonómico respondió este lunes a Besteiro por carta pidiendo a los socialistas que registren su propuesta de reforma electoral, en lo cual ha insistido este martes la viceportavoz del grupo del PPdeG, Marta Rodríguez Arias, con el fin de poder dialogar sobre un texto y conocer con exactitud la propuesta de los socialistas.
Sin embargo, Méndez Romeu ha advertido de que, "de momento, Feijóo no dirige la política" del Partido Socialista, "hasta ahí podrían llegar las cosas", y ha afirmado que su grupo "registrará" la iniciativa "en el momento procedimental oportuno". El diputado socialista, además, ha señalado que este asunto, "tan alejado" de los problemas de los ciudadanos, constituye "una cortina de humo que tiene ribetes de tomadura de pelo", dado que únicamente consta -dijo-- "de dos párrafos": la reducción de diputados y hacer "público" lo que ya se hace "público" (las declaraciones de bienes de los diputados.
Méndez Romeu espera "una respuesta oficial" a la carta remitida por el secretario xeral socialista para establecer un contacto con los populares y, de no ser así --ha agregado--, "tendrán que hablar los demás" grupos parlamentarios para articular "una propuesta seria" alternativa a la impulsada por los populares.
"Feijóo predica el consenso sobre el aborto, y luego aborta el consenso en la reforma de la ley electoral", ha censurado Méndez Romeu.
"ABIERTOS" AL DIÁLOGO
Tras estas palabras, la viceportavoz parlamentaria del PPdeG ha manifestado que los populares están "abiertos" al diálogo y ha señalado que "no dan crédito" al escuchar al portavoz socialista, porque según sus palabras "parece que está cerrada la negociación".
"Después de varias conversaciones, de una reunión del presidente con Besteiro, no sabemos cuál es la propuesta del PSOE", ha enfatizado la diputada popular, quien ha señalado que "es muy difícil negociar con un partido" si no tienen una "alternativa". "Estamos abiertos a la negociación", ha insistido.
"FRUSLERÍAS"
Por su parte, la viceportavoz parlamentaria de AGE, Yolanda Díaz, ha avanzado que su grupo registrará una propuesta la semana que viene y ha advertido de que "va a defender" una reforma que ahonde en "más democracia y pluralidad".
"Éste es el único punto de partida en que va a trabajar AGE", ha indicado para subrayar, a renglón seguido, que su grupo defiende "sociedades socialmente justas y pacíficas".
"Queremos más pluralidad y más democracia; queremos más representación y participación de la ciudadanía de este país", ha remarcado, antes de asegurar que "el resto", al margen de la pluralidad, democracia y participación, "son fruslerías" a las que AGE "no va a dedicar tiempo".
Por su parte, su homóloga del BNG, Ana Pontón, ha indicado que su formación, cuyo portavoz nacional ha llamado a un frente común de la oposición, está "en conversaciones" con los demás grupos y espera "tener informaciones más detalladas esta semana".
"Lo que tenemos claro es que tenemos que hacer frente a la reforma" del PP, ha señalado Pontón, quien ha recordado que los nacionalistas registraron una propuesta en el mes de mayo, cuando los populares anunciaron que iniciaron el proceso de reforma de la ley, y que en ella el Bloque apuesta por "más democracia" y que el voto de los gallegos "tenga el mismo peso" y "mayor poder de decisión" para los ciudadanos.
COMISIONES LEY DEL SUELO
Por otro lado, la Xunta de Portavoces acordó que la Mesa de la Cámara convoque las primeras cuatro sesiones de la comisión para el estudio de una nueva ley del suelo, que abrirá el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández este mismo mes, periodo que no es hábil en la Cámara. También en enero comparecerán las organizaciones agrarias, los representantes de los colegios profesionales y los representantes municipales que designe la Fegamp.
Con motivo de esta decisión, los grupos de la oposición han censurado que el PP "utilice el reglamento del Parlamento" de forma "perversa" y conforme "a sus intereses y prioridades", en palabras de Ana Pontón, y han criticado que se mantengan paralizadas las comisiones de investigación de las cajas de ahorros y de estudio de un plan para la prevención de la corrupción.
Por su parte, Rodríguez Arias ha defendido que si se ha activado esta comisión es porque los populares presentaron un escrito que así lo pidió y ha considerado que "no parece coherente" que los grupos pidan más trabajo parlamentario en este tipo de periodos y también critiquen el contenido de la reunión de este mates.
Méndez Romeu, por su lado, ha censurado que la petición del principal grupo de la oposición de convocar una diputación permanente --órgano que sustituye al pleno en periodos no hábiles-- no se haya atendido a "14 de enero", por lo que ha lamentado que "el Gobierno sólo permita hablar de lo que considera oportuno".