Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una asociación estudiantil lleva mañana 60.000 firmas al PP para que Rajoy debata con Sánchez, Iglesias y Rivera

La Asociación estudiantil DEMOS tiene previsto entregar este miércoles en la sede nacional del PP, sita en la calle Génova de Madrid, más de 60.000 firmas para que el presidente del Gobierno en funciones y líder del partido, Mariano Rajoy, acepte un debate electoral con los candidatos de PSOE, Pedro Sánchez; Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera.
Este colectivo ya organizó un debate a cuatro durante la campaña electoral para las elecciones de diciembre pero finalmente se quedó en un cara a cara entre Iglesias y Rivera, ya que los atriles destinados a Rajoy y Sánchez quedaron vacíos por incomparecencia de los cabezas de lista de PP y PSOE.
La asociación DEMOS ha hecho un nuevo intento con motivo de las generales convocada para el 26 de junio y asegura tener ya el 'sí' de Sánchez, Iglesias y Rivera para celebrar un debate el próximo 6 de junio en el Auditorio de la Universidad Carlos III en Leganés (Madrid).
Ante el 'silencio administrativo' de Rajoy, DEMOS optó por lanzar una petición a través de la plataforma de recogida de firmas Change.org. Además, han solicitado un encuentro con algún representante del PP al que poder exponer personalmente sus peticiones este miércoles pero, de momento, no han logrado cerrar una cita.
"Este debate y su organización será la prueba de que los jóvenes universitarios se implican en la política y en la construcción de la sociedad civil. Se debe apoyar a las personas que se implican por lograr el diálogo y el debate, en definitiva, la mejora de la democracia en la que todos creemos", sostiene la asociación que asegura que no entendería que alguno de los candidatos declinara su invitación como ocurrió en diciembre.