Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP denuncia que Trias usa el nomenclátor a favor de la independencia: Dalí no tiene calle y sí el creador de la estelada

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Àngels Esteller, ha acusado al gobierno municipal que encabeza el alcalde, Xavier Trias, de utilizar los nombres de las calles de Barcelona para "afianzar la consulta y el independentismo".
En una de sus intervenciones este martes en la Comisión de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación, Esteller ha asegurado que Trias ha colocado el nomenclátor "al servicio" de la causa independentista, y ha instado al consistorio barcelonés a clarificar qué méritos hay que cumplir para que a una personalidad se le dedique una calle.
El PP ha expresado su inquietud después de que, el pasado fin de semana, se inaugurase una plaza en el distrito de Ciutat Vella que lleva el nombre de Vicenç Albert Ballester, creador de la 'estelada' --bandera independentista--.
Los populares han presentado una proposición-declaración de grupo donde han reclamado que todos los grupos municipales tengan representación a la comisión del nomenclátor, que ha sido rechazada con los votos de CiU y UpB, mientras que PSC e ICV-EUiA se han abstenido.
Según el PP, no puede ser que se haya dedicado una calle a Ballester y en cambio estén "a la espera" de tener una vía que lleve su nombre otras personalidades, entre las que ha citado el pontífice Juan Pablo II, el expresidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Josep Antoni Samaranch y el artista surrealista Salvador Dalí.
"Es necesario una máxima neutralidad" y que se determine cuáles son los méritos que deben cumplirse para dedicar una calle a alguien, ha asegurado Esteller, mientras que Guillem Espriu (PSC) ha instado al grupo municipal a afrontar este tema con una actitud de consenso.
Isabel Ribas (ICV-EUiA) ha considerado que la comisión está excesivamente politizada, puesto que si en el mandato anterior sólo uno de sus miembros era un teniente de alcalde, ahora lo son cuatro, y Jordi Portabella (UpB) ha abogado por dar un mayor protagonismo a los técnicos.
"LEVANTA PASIONES"
Desde el gobierno municipal, formado por CiU en minoría, el quinto teniente de alcalde y responsable del área de Cultura, Jaume Ciurana, ha reconocido que lo relativo al nomenclátor es un tema que "levanta pasiones".
Ha asegurado que la comisión estudia todas las peticiones que recibe, "también las que lo son a través del Twitter" y ha asegurado que la decisión de dedicar una vía a Ballester se tomó en 2008, cuando CiU estaba en la oposición, en el mandato anterior, donde PSC e ICV-EUiA gobernaban en minoría.
Ciurana ha asegurado que Juan Pablo II y Salvador Dalí no tienen una calle porque aún no se ha puesto en marcha una vía lo suficientemente emblemática, de acuerdo con su trayectoria vital.
El teniente de alcalde ha precisado que no quiere que a Dalí y al pontífice les pase lo mismo que al el artífice de la gramática catalana moderna Pompeu Fabra o el expresidente de la Generalitat en el Exilio Josep Irla, que cuentan con calles secundarias y por tanto desconocidas para muchos ciudadanos.
Ciurana ha asegurado que prueba de la pluralidad de la comisión del nomenclátor es que ha propuesto calles para políticos fallecidos procedentes de varias ideologías, como el dirigente del PSUC e Iniciativa Antoni Gutiérrez Díaz, el ponente constitucional Jordi Solé Tura, Samaranch y el exsenador Lluís Maria Xirinachs.