Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP vasco pide a Urkullu definir su modelo político para Euskadi y decir si apuesta por el de "Garitano o Baviera"

Quiroga demandará al lehendakari que garantice "marcos de estabilidad política" y "reorientar su gestión a lo que preocupa a los ciudadanos"
La secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu, que aclare cuál es el modelo que defiende para Euskadi y diga si apuesta por el "modelo Garitano", que ha "fracasado y generado frustraciones continuas", o por el "modelo Baviera", el de una región "cada vez más pujante en un país cada vez más pujante".
Llanos ha comparecido este martes en rueda de prensa para informar de la reunión que mañana mantendrán la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, con el lehendakari, un encuentro "importante para poder hablar de la realidad presente y del futuro de Euskadi".
Según ha explicado, los planteamientos que los populares vascos van a trasladar a Urkullu se centran en tres ejes "absolutamente relacionados". En primer lugar, le plantearan que, "por encima de todo, debe ser claro y directo con los vascos" y que tiene "la obligación de clarificar el modelo político que quiere para Euskadi, el patrón de desarrollo social y económico que defiende".
Según ha advertido, el modelo político en Euskadi "no puede esconderse en la indefinición por un interés partidista de quien está gobernando, porque eso no proyecta confianza en los vascos".
Tras asegurar que el PP vasco "quiere que se produzca ese debate desde la cordura y la razón", ha defendido que el futuro de Euskadi "se construye mejor desde la colaboración y la permanencia en España y Europa". Llanos ha pedido poder hacer esta reivindicación "en un escenario político y social de respeto, sin amenazas".
El PP vasco, ha asegurado, "está dispuesto a la confrontación de modelos y a entrar en al discusión y en el debate político, pero lo va a hacer siempre argumentando y, evidentemente, escuchando las razones de los demás".
Llanos ha remarcado que la cuestión "no es resolver, como algunos quieren, quién es más vasco que otro y, además, con la trampa añadida que siempre ponen de que aquel que defiende la independencia es vasco y el que no facha españolazo". "La cuestión es razonar y defender aquel camino que más alternativas ofrece al bienestar y al desarrollo de Euskadi", ha dicho, para defender "que el futuro del País Vasco pasa por estar presente allí donde se toman las decisiones, sin que ello suponga en ningún caso renunciar a nuestra capacidad de autogobierno actual, ni a cualquier mejora" de este instrumento.
A su juicio, es "preocupante que, a estas alturas", Urkullu "no sea capaz de decidir si por lo que apuesta es por un modelo Garitano" --por el diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano--, que es un modelo fracasado, que no ha contribuido en nada al desarrollo económico, ni a la solución de los problemas de los ciudadanos, y que ha generado frustraciones continuas" o "por un modelo que aporta muchísimo más, como es el modelo Baviera, el de una región cada vez más pujante en un país cada vez más pujante", porque son "dos modelos incompatibles".
En su opinión, Euskadi tiene "una gran oportunidad, pero hay que trabajar y saber elegir el modelo para aprovechar esas oportunidades", además de garantizar "una gestión seria y rigurosa y un escenario de certidumbre y estabilidad política, porque es lo que va a garantizar el crecimiento económico" y reorientar "toda la gestión no a los intereses políticos, si no a lo que de verdad preocupa a los ciudadanos".
ESCENARIO DE SEGURIDAD
Por otro lado, el segundo planteamiento de los populares vascos al lehendakari será la necesidad de un escenario "de seguridad y estabilidad política en Euskadi". "Estamos convencidos de la oportunidad que tiene Euskadi por delante, y la responsabilidad que tenemos todos es asentar unas bases sólidas, con el lehendakari a la cabeza, que nos permitan crecer en bienestar", ha considerado.
Llanos ha reclamado al lehendakari que garantice "espacios de certidumbre, estabilidad y seguridad política" porque ello es "lo que va a favorecer el crecimiento económico". "Tenemos una oportunidad inmejorable para que Euskadi sea una referencia en España y en Europa de crecimiento y de desarrollo económico, pero, para hacerlo, debemos favorecer climas de tranquilidad y seguridad política, porque es lo que necesita nuestro tejido productivo para poder presentarse en mercados que son cada vez más competitivos y abiertos", ha advertido.
El PP vasco, ha adelantado, pedirá a Urkullu "una actuación decidida de su Gobierno", y reclamará también "un compromiso y una implicación de las fuerzas políticas y agentes sociales".
"Al lehendakari le vamos a plantear si comparte esta realidad y esta oportunidad, si está dispuesto a ser claro en la estabilidad política y en su modelo, si está dispuesto a que la prioridad de su gobierno sean actuaciones para hacer frente a esta realidad y para afrontar esa oportunidad", ha explicado, para asegurar que si Urkullu "comparte eso, puede tener por seguro que el PP vasco tiene plena disposición al diálogo y al entendimiento" y va a trabajar para "fortalecer la posición de Euskadi".
GESTIÓN
Asimismo, Llanos ha considerado necesario, como tercer eje de sus planteamientos, "asentar el debate en la gestión, en las soluciones de los problemas de los ciudadanos". A su entender, el debate político "debe reorientarse y acercarse cada vez más a los ciudadanos y a sus necesidades".
Según ha insistido, "las estrategias políticas deben dejar paso a los compromisos institucionales con las personas, porque lo que les interesa a las personas es que se solucionen sus problemas del día a día", y ha asegurado que el PP vasco "va a crear climas en los que sea posible el acuerdo, también en los presupuestos".
Llanos ha considerado que "es hora de poner el semáforo en verde para Euskadi, de aprovechar todas las oportunidades", lo que, según ha reiterado, "pasa por una definición del modelo político, de desarrollo y económico que quiere para Euskadi", para lo cual es necesario "garantizar marcos de estabilidad y seguridad política" y "reorientar toda la gestión no a intereses y estrategias políticos, sino a lo que de verdad preocupa a los ciudadanos".
PRESUPUESTOS
En cuanto a la negociación presupuestaria, Llanos ha señalado que los presupuestos son "el poner cifras a una visión política y a unas prioridades", por lo que "responden a un modelo, a una forma de actuar y de ordenar las prioridades de un Gobierno" y, en ese sentido, ha considerado "difícil compatibilizar las prioridades de todos los grupos, y de grupos que tienen visiones de la necesidad de estabilidad del modelo político que necesita Euskadi tan diferentes".
Por ello, han insistido en la dificultad de "conciliar distintas posiciones" y ha dicho que el PP vasco va a "estudiar" el proyecto de presupuestos para 2015 e "intentar arrimar el hombro para conseguir estabilidad, seguridad y solucionar los problemas de los ciudadanos".
En cuanto a la posibilidad de que el Gobierno Urkullu llegue a un acuerdo sobre los presupuestos, Llanos ha reconocido que el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, "es verdad que ahora se ha ofrecido para los presupuestos, pero acuerdos entre el PNV y EH Bildu hay todos los días en el Parlamento, no es una novedad".
"Acuerdos ha habido, habrá que ver las cuestiones que ponen sobre la mesa los representantes de EH Bildu para llegar a esos acuerdos y si el lehendakari los puede asumir o no, ha advertido.