Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP plantea la "adecuación" del régimen de aforamientos y en su programa electoral hablaba expresamente de reducirlos

También incluye otras medidas de su programa como regular lobbies o reforzar el control de las subvenciones públicas
El PP plantea la "adecuación" del régimen de aforamientos en el documento que ha entregado a PSOE y Ciudadanos para buscar un acuerdo de gobernabilidad para España cuando en el programa electoral con el que concurrió a las elecciones generales del 20 de diciembre hablaba expresamente de "reducir los aforamientos".
Precisamente esta semana el foco mediático ha estado centrado en el aforamiento de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá --su equipo municipal está siendo investigado por presunto blanqueo--, después de que el PP la haya incluido en la Diputación Permanente del Senado, lo que garantiza que siga aforada aunque se repitan las elecciones.
En el documento con cinco pactos de Estado que Mariano Rajoy ha presentado públicamente este jueves tras verse con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, el PP plantea avanzar en materias como "la adecuación del régimen de aforamientos".
El programa del PP para los comicios del 20 de diciembre decía textualmente: "Mantenemos nuestro compromiso de reducir los aforamientos e impulsar la adopción de las iniciativas necesarias, por los distintos sujetos legitimados, para limitar la atribución al Tribunal Supremo y a los Tribunales Superiores de Justicia de la competencia para el enjuiciamiento de autoridades y cargos públicos".
OTRAS MEDIDAS DE SU PROGRAMA ELECTORAL
En el documento de 18 páginas elaborado para las negociaciones de investidura, el PP recupera muchas de las medidas que ya incluyó en su programa electoral, como la de reforzar el control de las subvenciones públicas; la relativa a la regulación de los lobbies o grupos de interés; y la reforma "en profundidad" de la legislación de contratos del sector público.
Igualmente, repesca de su programa el impulso de una mayor vinculación del otorgamiento de indultos a la política penal y penitenciaria del Gobierno, acompañándola de una rendición periódica de cuentas en relación a los indultos otorgados.
NO FIGURA EL CESE CUANDO SE ABRA JUICIO ORAL
Sin embargo, el listado de medidas para mejorar la lucha contra la corrupción que ha elaborado el PP es más sucinto que las recogidas en su programa, ya que ahora ha dejado fuera propuestas como la "obligatoriedad de cese en el cargo para los altos cargos encausados por un delito de corrupción en el momento de la apertura de juicio oral".
Lo mismo ocurre con las SICAVs, ya que el PP solo habla de abordar el régimen de esas sociedades. El propio Rajoy ha asegurado este jueves que se trata de un documento "abierto" y para "negociar" con otros partidos.
El PP sí que recoge en ese documento una de sus principales reivindicaciones en los últimos meses relativo a que gobierne el alcalde más votado. Para ello plantea --de una forma muy genérica-- una reforma del régimen electoral para "garantizar el respeto a la voluntad mayoritaria expresada por los ciudadanos en las elecciones".