Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP critica "autocomplacencia" del Gobierno vasco cuando uno de cada cuatro jóvenes en Euskadi "apoya la violencia"

Pide al Ejecutivo soluciones y la elaboración de "un relato veraz que se ajuste a la barbarie vivida en el País Vasco"
La portavoz del PP vasco, Laura Garrido, ha criticado "la actitud autocomplaciente" del Gobierno vasco ante datos "tan alarmantes" como que uno de cada cuatro jóvenes vascos "apoya la violencia para conseguir fines políticos". Por ello, ha pedido al Ejecutivo soluciones y la elaboración de "un relato veraz que se ajuste a la barbarie vivida en el País Vasco, así como de una condena firme y contundente del terrorismo de ETA por aquellos que todavía no lo han hecho".
En un comunicado, Garrido ha señalado "la importancia de realizar un relato veraz de la barbarie de ETA para que no se vuelva a repetir" y ha destacado que "esta sociedad no puede permitir que la violencia sea justificada para defender ideas políticas". Por ello, ha recclamado "la deslegitimación del terrorismo en todos los ámbitos".
La representante del PP ha mostrado su preocupación por los datos del sondeo realizado por el Observatorio Vasco de la Juventud sobre el uso de la violencia, que revela "datos muy preocupantes, como que uno de cada cuatro jóvenes apoyaría el uso de la violencia para fines políticos".
Laura Garrido ha indicado que el incremento porcentual que "prácticamente se duplica" desde el 2008, cuando era uno de cada siete jóvenes (15%) el que apoyaba la violencia para obtener fines políticos. De esta forma, subraya que el hecho de que haya pasado, en tan sólo cuatro años, a ser uno de cada cuatro jóvenes (26%) quienes respaldan la violencia, "es alarmante y llamativo" porque "justifica la violencia para defender ideas políticas, pese al cese de la actividad terrorista de ETA".
Para Garrido, estas conclusiones del último número de la serie cuatrienal Juventud Vasca, confeccionada por el Observatorio Vasco de la Juventud y basado en una encuesta realizada en 2012 entre 1.500 chicos y chicas del País Vasco de entre 15 y 29 años, "tienen que llevar a la reflexión".
Por ello, no entiende "las actitudes tan autocomplacientes por parte del Gobierno vasco" cuando existen "datos tan significativos y preocupantes encima de la mesa del porcentaje de jóvenes vascos que apoyan la violencia para la consecución de fines políticos".
La portavoz del PP vasco ha remarcado que "esta sociedad no puede permitir que la violencia sea justificada para defender ideas políticas" y, por ello, ha defendido la "deslegitimación del terrorismo en todos los ámbitos, no relajar la exigencia democrática hacía aquellos que siguen sin condenar el terrorismo y defendiendo el relato veraz de lo acontecido".
Laura Garrido ha manifestado que el PP "no permitirá que se diluyan responsabilidades porque sería inadmisible", y ha señalado que el PP "no rebajará nunca la exigencia de reconocer el daño causado y que se haga autocrítica de lo ocurrido, así como que responsabilice a aquellos que aterrorizaron y asesinaron".
FIN DEL TERRORISMO
El PP se ha mostrado preocupado por los datos obtenidos del estudio, ya fue realizado seis meses desde que ETA anunció "el fin de su barbarie", por lo que la parlamentaria popular se pregunta "si ese 26% de la juventud vasca se mostraba en desacuerdo con el fin de terrorismo".
"El preocupante incremento del apoyo de la violencia para la consecución de fines políticos entre los jóvenes vascos puede estar relacionado con una falta de exigencia democrática y una falta en valores morales y educativos, así como una mitificación del relato que no se corresponde con la realidad vivida en el País Vasco", ha señalado.
La portavoz popular ha anunciado que el grupo parlamentario del PP realizará una serie de iniciativas en el Parlamento Vasco "para conocer la opinión, el grado de implicación en rebajar ese porcentaje y qué soluciones aportará el Gobierno vasco hacía estos llamativos datos".
Por último Garrido ha recordado "la importancia de la elaboración de un relato veraz y que se ajuste a la barbarie vivida en el País Vasco, así como de una condena firme y contundente del terrorismo de ETA por aquellos que todavía no lo han hecho", ha concluido.