Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP ganaría 11 nuevos ayuntamientos en la Comunidad de Madrid con la elección directa del alcalde

El Partido Popular ganaría 11 nuevos ayuntamientos en la Comunidad de Madrid y perdería tres si gobernase en cada localidad la lista más votada, una de las opciones que maneja el partido político para la reforma del sistema de elecciones municipales, si se aplicasen los resultados electorales de los comicios locales de 2011.
Así, son 11 los Consistorios donde el PP resultó el partido más votado y una coalición de la oposición impidió que gobernase en minoría. Se trata de El Boalo (donde ahora gobierna el PSOE), Bustarviejo (PSOE), Griñón (CIG), Miraflores de la Sierra (PSOE), Los Molinos (PSOE), Navalagamella (IU), Pezuela de las Torres (ANAP), Rascafría (PSOE), Torrelaguna (PSOE), Torrelodones (VT) y Villavieja del Lozoya (CPV).
Por el contrario, el PP perdería las alcaldías de Casarrubuelos a manos de IU, Torres de la Alameda a favor del PSOE y Valdemanco recalaría en la Agrupación Independiente de Valdemanco - Sierra Norte (IVSN).
En total, son 15 los ayuntamientos de la región que se verían afectados por la reforma. Además de los 14 ya mencionados se suma el de Fuentidueña del Tajo, donde ganó el PSOE y está gobernando Izquierda Unida.
No es la primera vez que se debate la reforma del sistema electoral en los municipios. El PP nacional ya propuso en 2010 primar la elección como alcalde del candidato de la lista más votada siempre que tenga un 40 por ciento de los votos y saque siete puntos al segundo, aunque no llegó a aprobarse. De hacerse así, sólo se verían afectados los municipios de Bustarviejo y Los Molinos, donde pasaría a gobernar el PP en lugar del PSOE, y en Valdemanco, donde el PP perdería la alcaldía a favor de IVSN.
La idea de reformar la ley electoral para asegurar la elección como alcalde del candidato más votado ha vuelto este verano a la actualidad, aunque esta vez el PP no ha definido los detalles de la propuesta a la espera de abrir un diálogo en septiembre con la oposición.
Este sábado, el vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, defendió la reforma para "dar la voz a los ciudadanos y no cortársela en los despachos en los que se reúnen para tratar de llegar a acuerdos en contra de la voluntad de los votantes". Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pidió a Rajoy que aclarase si comparte la idea de reformar este sistema electoral.
DESGLOSE
En el caso de El Boalo, el PSOE gobierna con menos de la mitad de votos que el PP (590 frente a 1.295). El PP logró 6 concejales y el 39,1 por ciento del escrutinio, y entre los otros cuatro partidos que obtuvieron representación en el Consistorio suman 7 concejales, permitiendo que en la localidad se nombrase regidor al socialista Javier de los Nietos.
En Bustarviejo gobierna desde 2013 el socialista Juan Antonio Sacaluga gracias a una coalición con Izquierda Unida-Los Verdes, tras la dimisión de su compañero de partido Ángel Temprano. Sin embargo, el PP ganó los comicios con un 43,55 por ciento del escrutinio, superando en casi 12 puntos al Partido Socialista.
En Casarrubuelos, por el contrario, es el PP quien lidera el Consistorio pese a tener 30 votos menos que la candidatura vencedora de IU-LV (641 frente a 671). El partido de izquierdas gobernó en minoría hasta junio de 2012, cuando una moción de censura apoyada por el PP y por la Agrupación Vecinal de Casarrubuelos quitaron el bastón de mando al entonces regidor Álvaro Sánchez Vara.
En Fuentidueña de Tajo el PSOE perdió el Gobierno municipal a favor de IU-LV (507 votos frente a 524 de los socialistas), gracias al único edil del PP que deshizo el empate a cinco concejales entre ambos partidos a favor de la regidora Aurora Rodríguez Cabezas.
En Griñón también gobierna el segundo partido más votado, con menos de la mitad de los votos que el primero. Se trata de Ciudadanos Independientes de Griñón (CID Griñón) que, con 907 votos y un porcentaje del 18,52 por ciento, asumieron la alcaldía frente a los 1.821 votos del PP y el 37,18 por ciento. Los cuatro partidos minoritarios en la localidad (CID, GPGR, PSOE y PPCG) suman los siete concejales para superar los 6 conseguidos por el PP.
Un solo voto separa al PP del PSOE en Miraflores de la Sierra. Los socialistas quedaron segundos con 1.132 papeletas y un concejal menos que el Partido Popular, pero el apoyo del concejal de IU-LV y el de Independientes por Miraflores dio la investidura al socialista Juan Manuel Frutos.
En Los Molinos, el PSOE también logró el bastón de mando en coalición con IU-LV y la candidatura Primero Los Molinos (PLM). El PP fue el partido más votado (1.073 votos, un 46,11%), casi doblando al PSOE (572 votos, 24,58%).
Navalagamella se encuentra en una situación similar, si bien las diferencias son más ajustadas. El PP lideró las votaciones (432 papeletas) pero igualó en número de concejales con IU-LV (368 papeletas). Deshizo el empate el PSOE, que con sus tres concejales dio el Gobierno municipal a la líder de IU, Laura Blázquez.
El tercer partido en votos ostenta la alcaldía en Pezuela de las Torres. La Agrupación Nueva Alternativa Pezuela (ANAP) obtuvo 79 votos frente a los 203 de la lista vencedora, del PP. Entre ellos se situó la papeleta de IU-LV, con 137 votos. Finalmente, los dos concejales de IU-LV y el del PSOE se sumaron para elegir a la edil de ANAP, Elena Fernández, alcaldesa de la localidad.
En Rascafría fue la Candidatura Independiente de Rascafría (CIR) quien deshizo el desempate a 5 concejales entre PP y PSOE a favor de la socialista Ana García. Los populares obtuvieron un 39,86 por ciento del escrutinio, superando al 35,04 por ciento del PSOE.
También en Torrelaguna el PSOE obtuvo la alcaldía siendo al segunda lista en número de votos, con 559 frente a los 717 del PP. En este caso, la coalición con la Agrupación Alternativa por Torrelaguna (AAT), la Agrupación Independiente de Torrelaguna-Sierra Norte (ITSN) e IU-LV otorgó el bastón de mando al socialista Óscar Jiménez.
En Torrelodones ganó en votos el PP, pero ejerce la alcaldía Elena Biurrun, de Vecinos por Torrelodones (4.739 papeletas frente a 4.076). Para ello necesitó el apoyo de los concejales del PSOE y de acTÚa.
Por el contrario, en Torres de la Alameda es el PP quien domina el Ayuntamiento pese a ser segundo en número de votos. Igualado a 6 concejales con el PSOE y perdiendo por 42 papeletas, el PP precisó del apoyo del edil de Alternativa Ciudadana El Olivo (ACO) para llegar al Gobierno municipal.
Similar situación sucede en Valdemanco, donde la lista del ahora regidor popular Maximino Baonza quedó por detrás de la de IVSN, con 190 votos frente a 251. Ambos partidos quedaron empatados a 3 concejales, y uno más otorgado al PSOE. En este caso, el partido más votado sí superó el 40 por ciento de las papeletas y en más de siete puntos a su perseguidor (47,09% frente a 35,65% del PP).
Finalmente, en Villavieja del Lozoya se hizo con la alcaldía el tercer partido, la Agrupación de Electores Candidatura por Villavieja (CpV). Los resultados en este pequeño municipio con 206 personas con derecho al voto fueron mínimas: Ganó el PP con 66 votos, seguido de la Agrupación para el Desarrollo de Villavieja (ADVI) con 63 y de CpV con 61 papeletas. La coalición de los dos últimos dio el Gobierno municipal a Mariano Carretero.