Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP insiste en que "no hay prisa" en cambiar la política penitenciaria y avisa que sería un "error" precipitarse

El portavoz de Interior de PP, Ignacio Cosidó, ha reiterado en que "no hay prisa" en modificar la política penitenciaria porque "el hecho de que ETA haya hecho un anuncio de que va a cesar en su actividad terrorista, no significa que los demócratas tengan que mover un ápice". "Mientras que la banda no se disuelva, entregue las armas y pida perdón, tenemos que mantener la cautela porque el máximo error ahora mismo sería cualquier precipitación en la toma de decisiones", ha advertido.
Tanto el secretario de Ciudades y Política Municipal de PSOE, Antonio Hernando, como el diputado popular han coincidido en que, para sostener el fin de del terrorismo, es necesario el "consenso" en su gestión, no sólo político, sino social. "Tiene que ser la unidad la que determine los siguientes pasos que tenemos dar" han declarado este lunes en un Gabinete Electoral en RNE, recogido por Europa Press.
En este sentido, el diputado socialista ha puntualizado que lo "ideal" sería que las decisiones políticas se tomasen de "común acuerdo", que no fuesen "decisiones unilaterales de un Gobierno frente al resto de fuerzas políticas". Por su parte, Cosidó ha abogado por el mantenimiento de la política que está dando "éxito" en la lucha contra el terrorismo.
LEY DE PARTIDOS
Preguntados acerca del compromiso de los partidos políticos para la ilegalización de Bildu o cualquier brazo político de ETA, Cosidó ha alertado que "el riesgo de la situación actual está en que la banda terrorista esté intentando rentabilizar políticamente su derrota" pero "gracias a la ley de partidos se utilizarán todos los resortes del Estado de Derecho para impedirlo". Por su parte, Hernando ha señalado que la legalización "no depende del Gobierno, sino de los jueces y tribunales" y, en este sentido, ha recordado que fue el Tribunal Constitucional quien decidió que Bildu estuviera en las instituciones.
Por último, los dos diputados de las principales fuerzas políticas han reconocido que las víctimas del terrorismo son "las principales protagonistas de la victoria de la democracia". Es por ello que ambos han asumido el compromiso de "transparencia" y "profundo respeto" hacia el colectivo.