Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP espera que no se celebre el acto de presos de ETA convocado el sábado y recuerda que está en manos de los jueces

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso José Antonio Bermúdez de Castro ha confiado en que finalmente no se celebre el acto de presos de ETA convocado para el próximo sábado en Durango (Vizcaya), aunque ha recordado que prohibirlo está "en manos de la Fiscalía y de los jueces".
En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, Bermúdez de Castro ha subrayado que la democracia tiene "una deuda impagable con las víctimas del terrorismo", de modo que no deben celebrarse actos "que supongan una humillación" para ellas. "Espero que ese acto no se produzca", ha concluido.
El acto en cuestión es una convocatoria pública seguida de una comida, convocada por el colectivo de presos EPPK y en el que participarán 63 etarras recién excarcelados tras la anulación del a 'doctrina Parot', según la denuncia presentada ante la Audiencia Nacional por Dignidad y Justicia.
Esta asociación de víctimas ha pedido la prohibición del acto por considerar que su fin es apoyar a los presos de ETA que siguen encarcelados y que, por lo tanto, constituiría un delito de enaltecimiento del terrorismo.
En su denuncia, Dignidad y Justicia destaca que el convocante del acto es el KT1, "subestructura" de EPPK y "órgano de dirección de dicho colectivo", al frente del cual se encuentra Arantza Zulueta Amuchastegui, quien actualmente está en libertad provisional en la causa seguida contra ella y otros abogados defensores de etarras, así como imputada por un delito de integración en organización terrorista.
La asociación argumenta también que el EPPK "forma parte del entramado" de la banda y se encarga de "procurar la cohesión y la adherencia de los presos que cumplen condena por actos terroristas siguiendo los postulados de ETA", excluyendo a los reclusos que no pertenecen al entorno etarra.