Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP ve "injusto y arbitrario" que vaya a ser cesado un asesor de su grupo en el Ayuntamiento de Valencia

El PP considera "precipitado, injusto y arbitrario" el anuncio realizado este jueves por el alcalde de Valencia, Joan Ribó, de llevar a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de este viernes el cese de un asesor del grupo municipal del PP, en referencia a Luis Salom, investigado dentro de la 'Operación Taula', derivada del caso Imelsa.
Ribó ha anunciado que la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento suspenderá este viernes a Luis Salom tras seguir investigado después de su declaración ante el titular del juzgado de Instrucción número 18 de Valencia que investiga esta causa.
Fuentes populares sostienen que el alcalde, con su decisión, "no respeta ni la presunción de inocencia, ni el derecho a la defensa, ni los tiempos del procedimiento judicial" y añaden que, en estos momentos, "no existe ninguna resolución o auto del juez que cambie la situación judicial del citado asesor".
A juicio de las mismas fuentes, "la arbitrariedad, la falta de equidad, el ventajismo y las prisas" de la decisión del alcalde "para hacer de estos hechos una causa general contra el PP, queda patente cuando en la Diputación y en la Generalitat su partido, Compromís, mantiene coaliciones con formaciones políticas que tiene imputados entre sus cargos públicos y asesores, como el caso del socialista y exalcalde de Gandia, José Manuel Orengo, investigado por malversación de caudales públicos, prevaricación y por un delito contra la Hacienda pública".
Asimismo, las fuentes populares consideran que el cese del asesor "podría comportar una ilegalidad y declararse improcedente por no estar motivado".