Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP avisa a Mas de que ha tenido muchos avisos para dar marcha atrás y lamenta que sea incapaz de reflexionar

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha advertido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que se le han dado "muchos avisos y oportunidades" para que diese marcha atrás en su desafío soberanista, por lo que ha puesto en duda que se pueda seguir confiando en él.
Alonso se ha referido en estos términos durante una entrevista en RNE recogida por Europa Press preguntado por la posibilidad de que Mas saliese del "jardín" que supone la independencia de Cataluña.
"No sé si está a tiempo --ha subrayado--. Yo ya no sé qué confianza podemos tener en una persona que ha sido incapaz de hacer una reflexión a pesar del número de reveses que lleva recibidos", ha lamentado.
ERC POR DELANTE DE CiU
Preguntado por los datos del CIS en los que, por primera vez, ERC se sitúa por delante de CiU en intención de voto en Cataluña, Alonso ha señalado que le da la sensación de que se está perdiendo la "centralidad" y ha remachado que hay que empezar a "desandar" un camino que "la mayoría de la sociedad catalana no desea".
"Insisto en que en España y en Cataluña necesitamos más centralidad que nunca, más sentido común, más equilibrio, posiciones menos dogmáticas y menos radicales. Tenemos que empezar a recorrer el camino inverso que se estaba recorriendo sin ninguna duda en Cataluña, hacia una radicalidad que produce que se radicalicen posiciones políticas y se divida a la sociedad catalana", ha reiterado.
Así, el portavoz 'popular' ha hecho hincapié en que ha habido una "crisis política" en medio de la "marea independentista" y ha subrayado que ahora se debe pasar a "un tiempo de profunda reflexión" para abandonar el "camino de locos del soberanismo".