Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP pedirá personarse como acusación popular en el caso de las audioguías de la Alhambra

El PP ha anunciado este lunes que ha pedido su personación como acusación popular en la causa abierta por las supuestas irregularidades detectadas en la adjudicación y contratación del servicio de alquiler de audioguías del monumento, a raíz de la querella interpuesta en su día por la Fiscalía contra la que fuera directora de la Alhambra y cinco personas más.
El asunto está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción 4 de Granada tras admitir a trámite la citada querella de la Fiscalía, que apuntó a la posible comisión de los delitos de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales y cifró en más de 5,41 millones de euros el posible fraude a las arcas del Patronato de la Alhambra y el Generalife por las irregularidades detectadas en el procedimiento administrativo de adjudicación y contratación del servicio.
El portavoz provincial del PP, Antonio Granados, ha expresado este lunes el "temor" de su partido a que la "falta de vigilancia en el cobro de las audioguías sea solo la punta del iceberg de una situación de omisión o de intereses ocultos del Gobierno andaluz" en la gestión de la Alhambra, cuyos ingresos anuales superan los 25 millones de euros. De ellos, ha dicho, "suponen como mucho un tres o un cuatro por ciento".
En ese sentido, ha reclamado a la nueva dirección de la Alhambra "celeridad" para trasladar los resultados de la auditoría interna que el nuevo director, Reynaldo Fernández, anunció en el mes de octubre y ha defendido que, con su personación, el PP protege "los intereses generales de todos los granadinos y de todos los andaluces", a partir de un "respeto máximo" a la Alhambra como monumento.
"Lo que ha ocurrido en La Alhambra es como si un ciudadano que tienen un bajo alquilado vive en la primera planta, pasa todos los días por la puerta de su local, ve que se está desarrollando una actividad comercial y sólo al final del año se da cuenta de que nadie le ha ingresado nada; pues en La Alhambra se dieron cuenta al cabo de tres años", ha explicado.
Desde ese punto de vista, Granados ha señalado que la obligación del PP es tratar de "dilucidar cuáles eran los presuntos intereses opacos de los responsables --del monumento--, del Gobierno andaluz o del PSOE de Andalucía y a qué obedece el silencio cómplice del PSOE granadino y de su máxima responsable, Teresa Jiménez".
Granados ha pedido a los socialistas que "rompan ese silencio y que por una vez se pongan de lado de los granadinos" y ha instado a Ciudadanos a "mover ficha" en su calidad de "sostén parlamentario del Gobierno andaluz".
Finalmente, el portavoz del PP --que ha recordado la propuesta del Ayuntamiento de Granada de que parte de los ingresos del Conjunto Monumental se destinasen a la recuperación del Albaicín-- se ha preguntado "cuántas actuaciones a corto plazo se podrían desarrollar en este barrio con esos 5,4 millones de euros perdidos".