Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP niega control político del fondo para las CCAA y precisa que será "control legal", marcado por la Ley de Estabilidad

Recuerda a Cataluña que su "prioridad" debe ser el "bienestar de los ciudadanos", no "cuestiones identitarias" con "ánimo electoral" Espera que haya una "colaboración positiva" con Cataluña y pide a Mas que "cuadre las cuentas" y se deje "de cálculos electorales"
Recuerda a Cataluña que su "prioridad" debe ser el "bienestar de los ciudadanos", no "cuestiones identitarias" con "ánimo electoral"
Espera que haya una "colaboración positiva" con Cataluña y pide a Mas que "cuadre las cuentas" y se deje "de cálculos electorales"
El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha asegurado que el fondo de liquidez para comunidades autónomas no implicará un "control político" del Gobierno a las autonomías, sino que será el "control legal" que establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria y con la que deben cumplir todas las administraciones.
Alonso ha recordado en una entrevista concedida a Europa Press que la Ley de Estabilidad es una legislación "clave" que impone unos compromisos, tanto al Estado como a las comunidades autónomas y ayuntamientos, que pasan por cumplir los objetivos de déficit y de estabilidad presupuestaria.
Las comunidades ya presentaron sus planes de viabilidad y "a partir de ahí cada uno tiene que gestionar en su ámbito de responsabilidad", ha remarcado antes de reconocer que la Ley de Estabilidad contempla una serie de sanciones para aquellas autonomías que no cumplan con sus compromisos. "Pero yo creo que no hemos estado todavía en esa situación y espero que no lo estemos", ha reconocido.
Además, Alonso ha abogado por no criminalizar el fondo de liquidez autonómico, ya que "no es un fondo de rescate ni supone una intervención", y ha sostenido que tan sólo se trata de un mecanismo similar a otros anteriores puesto a disposición de las comunidades para que puedan hacer frente a sus vencimientos de deuda.
En concreto se ha referido a la situación "complicada" que tiene Cataluña, "igual que el conjunto del país", y ha mostrado su esperanza de que el Gobierno mantenga "una colaboración positiva" con el Ejecutivo de Artur Mas más allá de sus peticiones de un pacto fiscal propio.
EL TRIPARTITO "DESGUAZÓ" LAS ARCAS CATALANAS
El portavoz 'popular' en el Congreso ha reconocido las decisiones "difíciles" que ha ido adoptando el Ejecutivo de CiU y le ha trasladado el "apoyo" del Gobierno para cumplir con sus objetivos. "Nuestro ánimo va a ser ese, colaborar y hablar y no dejarnos llevar por estos discursos mediáticos", ha explicado en referencia al pacto fiscal.
En este sentido, ha pedido a Mas que se dedique a "ajustar sus propias cuentas", más allá de "discursos de cara a la galería" porque, a su juicio, la sociedad catalana demanda de su Gobierno una buena gestión. Aunque ha reconocido que el pueblo catalán tuvo "muy mala suerte" durante unos años porque "sufrió uno de los peores gobiernos que ha habido en España", en referencia al tripartito que "desguazó las arcas" de la comunidad.
"Entendemos muy bien las dificultades de CiU y de Artur Mas para gestionar esa difícil situación que heredó y está obligado a tomar decisiones muy complicadas --ha revelado--. Siempre hemos ofrecido el apoyo, esa ha sido nuestra actitud y no enzarzarnos en riñas o debates de cara a la galería con presidentes autonómicos".
Alfonso Alonso ha recordado que la obligación del Gobierno catalán es garantizar la prestación de los servicios básicos y "a partir de ahí ellos son mayores de edad políticamente y establecen sus prioridades", aunque ha reconocido que entre éstas no deberían entrar "cuestiones identitarias que buscan ánimo electoral pero distraen en el objetivo fundamental".
"NO ES MOMENTO PARA RIÑAS"
Además, ha hecho alusión a las críticas que recibió la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, por pedir que no se financien los nacionalismos. "Que no toque los cojones", exigió el portavoz adjunto de CiU en el Congreso, lo que Alonso considera términos "inadecuados".
A su juicio, "no es momento para riñas" porque, además, ha garantizado que muchos responsables del Ejecutivo catalán trabajan en colaboración con el Gobierno. "Aquí lo importante es trabajar con seguridad", ha enfatizado.
El dirigente 'popular' también ha abordado la posibilidad de que el PP deje de sostener el Gobierno de CiU si éste incluye el pacto fiscal en sus cuentas públicas. "Nosotros hemos fijado los límites y vamos a apoyar a los gobiernos en la medida que sean responsables", ha dejado claro al recordar que el PP ya retiró su apoyo a Patxi López en el País Vasco.
Según ha enfatizado, Artur Mas debe "elegir" entre gobernar y preparar elecciones, ante lo que le ha pedido que se dedique a gobernar "con seriedad y responsabilidad".