Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP reclama al PSC que no se divida y rechace la consulta por unanimidad

Millo insinúa que líderes europeos han pedido a Mas por carta que abandone el proceso soberanista
El vicesecretario de Acción Política del PP catalán, Enric Millo, ha reclamado este lunes a la dirección del PSC que garantice la unidad de sus diputados y no permita que algunos de sus parlamentarios voten a favor de que la proposición de ley para que el Parlament pida en el Congreso la cesión de la competencia para poder convocar una consulta de autodeterminación.
En rueda de prensa, ha remarcado la importancia de que los socialistas catalanes "estén fuertes y firmes al lado de los que defienden la democracia", y ha subrayado que en el pleno de este jueves debe quedar claro qué partidos están al lado de las leyes democráticas y quienes apuestan por vulnerarlas.
El dirigente popular ha lamentado que el primer pleno del curso anticipe que en 2014 la agenda política del Govern seguirá marcada por "la obsesión separatista", y ha acusado al Ejecutivo que preside Artur Mas de esconder tras la 'estelada' su incompetencia para hacer frente a los problemas reales de Catalunya.
Millo ha insistido en reclamar al presidente de la Generalitat que "no sea cobarde" y defienda él mismo en el Congreso la proposición de ley para pedir la transferencia de la competencia, y ha argumentado que, si no lo hace, es porque sabe perfectamente que lo que reclama no es viable y prefiere que sean otros quienes pasen el trámite.
El también portavoz del PP en el Parlament ha considerado "el cinismo en su máxima potencia" que Mas reclame al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, que acate los principios democráticos cuando su objetivo es, según ha dicho, vulnerarlos y romperlos fomentando la celebración de una consulta de autodeterminación que no cabe el ordenamiento jurídico español.
En sus críticas al proceso soberanista impulsado por Mas, Millo ha insinuado que el presidente catalán no hace públicas respuestas de líderes europeos a la carta que envió sobre la consulta y en la que, según ha dicho, le piden "de forma educada" que abandone su apuesta por una consulta porque no va en la línea de lo que defiende el proyecto europeo.
Sin embargo, al ser requerido sobre qué líderes habían respondido y si él había podido tener acceso a esas cartas, el dirigente popular ha rehusado responder y ha asegurado que sería "una falta de respeto" por su parte desvelar el contenido de cartas que no iban dirigidas a él.
MENOS INVERSORES
Millo ha seguido un estrategia similar cuando, tras asegurar que actualmente existen inversores que están frenando la posibilidad de desarrollar proyectos en Catalunya por la incertidumbre del proceso soberanista, ha evitado concretar a qué inversiones se refería ni de qué sector procedían.
El vicesecretario de Acción Política del PP catalán se ha limitado a argumentar que muchas de las inversiones que llegan ahora a Catalunya son fruto de decisiones tomadas hace mínimo dos años, y que la apuesta por la consulta está frenando el desarrollo de proyectos en territorio catalán y que su efecto se podrá observar "en un futuro próximo".