Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP cree que la sentencia del Constitucional sobre el Estatut se conocerá en dos o tres semanas

Fachada de la sede del Tribunal Constitucional en Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
El PP cree que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña se producirá en dos o tres semanas, es decir, antes del presente mes o a primeros de mayo, han expresado a Efe fuentes del partido.
El pleno del Constitucional se reunirá mañana para examinar el quinto borrador sobre el texto estatutario después de más de tres años en busca de consenso, hasta ahora sin éxito.
Las fuentes del PP creen que la espera, tras presentar un recurso de inconstitucionalidad, está a punto de terminar, y aunque no creen que la decisión de los diez magistrados que debatirán el Estatuto catalán lleguen a un acuerdo a lo largo de la semana, sí están convencidos de que la sentencia se dará a conocer a finales del presente mes o a comienzos del próximo.
Por ello, los dirigentes populares, con el presidente, Mariano Rajoy, y la máxima responsable del partido en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, a la cabeza, tienen prácticamente ultimada su estrategia para cuando la sentencia del alto tribunal sea "por fin", en palabras de una fuente consultada, un hecho consumado.
Y la estrategia, apuntan las mismas fuentes, consiste en "acatar" la decisión del Constitucional sea la que sea.
Si fuera contraria a lo que indicaban en su recurso, los populares lo aceptarán, y si resulta concordante con éste, igualmente acatarán la decisión, pero sin hacer bandera de ello, como sostiene una de las fuentes.
El PP cree, aunque sin certezas, que la decisión del Constitucional "tocará" una decena de artículos del Estatuto, aun reconociendo que lo que resuelvan los magistrados del alto tribunal será "ambiguo" y podría ser positivo para todas las partes.