Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los críticos del PSC denuncian por carta la expulsión de un dirigente que acudió a un acto de ERC

La corriente crítica socialista Avancem enviará una carta a la Comisión de Garantías del PSC para expresar su malestar por la "injustificable" sanción al militante y exdirigente del partido Fabián Mohedano, que ha sido expulsado de la dirección del partido.
Fuentes de la corriente han explicado a Europa Press que rechazan tanto la forma como el fondo de la cuestión: la forma, porque el sancionado se enteró por los medios de la decisión de la Comisión; el fondo, porque lamentan que se sancione a un militante por ir a actos políticos públicos, como el caso de Mohedano.
La comisión permanente de Avancem se reunirá la tarde de este jueves para cerrar los detalles de la carta, que enviará este viernes y que irá firmada por uno de los fundadores de la corriente y miembro de la Ejecutiva del PSC Jordi del Río.
Los críticos socialistas también utilizarán la misiva para poner "en consideración" de la Comisión de Garantías que un miembro de la Ejecutiva socialista y diputado del Congreso, Joan Rangel, asistió este miércoles a un acto de Sociedad Civil Catalana, la plataforma fundada para defender la continuidad de Cataluña dentro de España.
Avancem se pregunta si el partido tiene un doble rasero, ya que ha sancionado a Mohedano por asistir invitado a un acto de ERC en defensa de la consulta, y, en cambio, avala que uno de sus dirigentes vaya a un acto en el que también asistieron miembros de PP, C's, UPyD y Vox.
Los críticos ven más justificable acudir a un acto de ERC, partido con el que el PSC gobernó Cataluña durante siete años, que ir al de Societat Civil Catalana a compartir el aforo con un "miembro de la ultraderecha", en alusión al dirigente de Vox Santiago Abascal.
Así, fuentes de Avancem precisan que su intención no es llevar ante la comisión de garantías a Rangel, sino manifestar a este órgano la incongruencia con la que el partido, a su juicio, afronta los casos del diputado en el Congreso y Mohedano.