Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSC pregunta al Gobierno catalán si "el precio a pagar" a la CUP es retirarse de causas

Puigdemont e Iceta acuerdan reunirse a partir del miércoles
La portavoz del PSC, Esther Niubó, ha cuestionado este lunes si la posibilidad de que la Generalitat se retire de siete causas judiciales contra activistas en las que está personada es "el precio a pagar" a la CUP para tener estabilidad parlamentaria.
"Que explique muy bien, caso por caso, a cambio de qué o cual es el precio a pagar para una supuesta estabilidad presupuestaria", ha destacado en rueda de prensa Niubó, que ha asegurado que el PSC ha apoyado siempre al Govern cuando se ha personado en este tipo de causas porque entiende que lo hace con fundamento.
Por lo tanto, "si ahora decide cambiar, debe explicarlo muy bien" para que los ciudadanos entiendan los motivos y para que quede claro si es fruto del pacto entre JxSí y la CUP.
El PSC quiere que el Govern concrete si podría retirarse de las causas contra activistas "para intentar garantizar una estabilidad parlamentaria que no está del todo afianzada", aunque, según Niubó, el Ejecutivo catalán es muy inestable.
Lo ha argumentado por el hecho de que "ni si quiera sabe si podrá aprobar unos nuevos presupuestos o tendrá que prorrogarlos", y ha apremiado a empezar a definir partidas concretas para desplegar un plan de choque social.
Para Niubó, el Govern también es muy inestable porque "sus miembros no se ponen de acuerdo en si tiene que durar 18 meses o no" la legislatura, un tema que está centrando el debate político cuando lo urgente es acabar con la crisis económica y social.
En cambio, durante los tres meses que el Govern ha estado en funciones, el PSC ha trabajado en "planes y propuestas concretas", que con la constitución del nuevo Ejecutivo ya puede desplegar en el Parlament.
NUEVO SISTEMA DE FINANCIACIÓN
También ha urgido a "negociar un nuevo sistema de financiación para Catalunya, algo en lo que el Govern debería estar centrado", aunque ha admitido que sólo será posible si al frente del Ejecutivo central hay un presidente reformista y con capacidad de diálogo, en alusión al líder del PSOE, Pedro Sánchez.
Preguntada por la posibilidad de que el PSOE cediera algún diputado a Podemos para que la formación morada pudiera tener varios grupos en e Congreso, ha dicho que "así no funcionan las cosas y el reglamento lo prohíbe explícitamente".
REUNIÓN CON PUGDEMONT
Ha destacado que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se puso en contacto por teléfono con el líder del PSC, Miquel Iceta, tras su investidura --desconoce el día concreto--, y que ambos acordaron mantener una reunión tras el pleno que se celebra este miércoles.
El encuentro se enmarca en la ronda de contactos que Puigdemont dijo que quería mantener con los principales líderes catalanes para establecer un primer contacto e intercambiar impresiones.