Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSE aprecia intereses electoralistas en la defensa de los 400 euros por parte del PP vasco

El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha llamado la atención sobre "el aparente cambio de rumbo del presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, tras el descanso veraniego", que incluye, además, "matices sobre algunas de las políticas impuestas en otras materias por el Gobierno de España", algo que achaca a intereses electoralistas.
A través de un comunicado, ha recordado la forma "abrupta" con la que el PP decidió romper el acuerdo de estabilidad para Euskadi el pasado 7 de mayo, "argumentando que el Gobierno de Patxi López sólo quería hacer oposición al de Rajoy".
"Y hoy resulta que el propio Basagoiti pide a Rajoy que no retire la ayuda de los 400 euros, si es posible. Y hoy resulta que el presidente de Galicia, también del PP, dice que utilizará los instrumentos a su alcance para seguir prestando asistencia sanitaria a los inmigrantes", recuerda.
Para el portavoz socialista, estas declaraciones "no obedecen a un convencimiento de fondo, sino al mero oportunismo que piensa en lo que una u otra actitud reporta en las urnas". "¿Dónde está el Basagoiti que decía que lo que planteaba el Gobierno vasco era inasumible?, ¿dónde está el que clamaba desde la tribuna aquello de 'la sanidad primero para los de casa'?, ¿dónde quien defendía que las políticas de Rajoy eran las correctas?", se pregunta.
EL GOBIERNO VASCO, NI DEBILIDAD NI INESTABILIDAD
José Antonio Pastor cree que, "cada día que ha pasado desde aquella ruptura, se han reforzado las políticas del Gobierno socialista de Euskadi". "Ni inestabilidad, puesto que el Ejecutivo ha seguido actuando, ni debilidad, porque desde entonces se han aprobado 11 leyes en el Parlamento, ni deslealtad ni insumisión, sino aplicación de la ley y el autogobierno al servicio de los intereses de los vascos", explica.
En opinión de Pastor, los ciudadanos en Euskadi "han entendido con claridad que todas y cada una de las medidas del Gobierno de Patxi López han servido para reforzar sus derechos sociales, mientras se ejecutaban los presupuestos con rigor y austeridad".
"Los vascos ven que en Euskadi se mantiene la sanidad universal y gratuita, la educación para todos y orientada al futuro, la protección para quien lo necesita, y el impulso de las actividades productivas para generar riqueza y crear empleo. Pero, además, ven que se ha conseguido hacer desde la legalidad y los principios, no desde las coyunturas oportunistas desde cálculos electorales", ha indicado.
En este sentido, ha apelado a Antonio Basagoiti para que, si quiere demostrar su compromiso real con la cobertura de los servicios y prestaciones esenciales para los ciudadanos, "facilite desde sus áreas de responsabilidad, como la Diputación Foral de Álava, una fiscalidad más justa, progresiva y equitativa, que garantice suficiencia financiera para blindar la sanidad, la educación, la protección y el impulso de la actividad económica".
Por otro lado, Pastor ha recordado a Basagoiti, que la Ponencia de Paz y Convivencia del Parlamento vasco ha cerrado en julio un primer acuerdo con un "suelo ético" para una paz con memoria y el principio de garantía de no repetición, e interpreta que el PP, "por intereses electoralistas, está empezando a arrepentirse de muchas de sus actitudes de sus últimos meses".
Frente a la llamada del PP vasco a "blindar los pilares democráticos" de la sociedad vasca y garantizar la convivencia con una paz "definitiva", Pastor ha replicado que el acuerdo parlamentario sobre la ponencia de paz y convivencia incluye, no sólo a PSE-EE, PNV y al PP, sino a tres exparlamentarios de Aralar y el representante de IU. "Es un consenso de 72 de los 75 parlamentarios que los socialistas consideramos de extraordinaria relevancia", ha añadido.
En este sentido, ha apuntado que este acuerdo "establece que la paz y la convivencia futura requieren el reconocimiento del daño causado y de la dignidad de las víctimas, merecedoras del derecho a la verdad, la justicia y la reparación".
"Pero, además, establece el principio de 'garantía de no repetición', por el que los firmantes subrayan que ninguna causa política puede situarse por encima de los derechos humanos, un absoluto ético por encima de cualquier causa", ha manifestado.
A su juicio, "ése es el camino" en el que habrá "que profundizar". "La ponencia está resultando fructífera y tiene estos principios como base futura para lo que resta de legislatura y para las legislaturas siguientes. Así que confiamos en que el PP siga comprometido en estos trabajos, sin volver a despistarse en enredos como el que estuvo a punto de abortar este foro", ha destacado.
El portavoz del PSE-EE ha recordado "el barullo mediático" que protagonizó el propio PP cuando el 8 de marzo el lehendakari compareció de forma extraordinaria en la Cámara para explicar su propuesta de convivencia y la constitución de la ponencia.
"El PP paralizó aquella propuesta, dudó de su intención e intentó desvirtuar su fuerza. Un mes después, decidió sumarse, aunque ponía reparos. Hoy parece entusiasta con la idea. Y nosotros lo celebramos", explica.
José Antonio Pastor ha mostrado su confianza en que el PP quiera "implicarse a fondo en una hoja de ruta marcada por el lehendakari ya desde el pasado pleno de política general", y ha reiterado "la lealtad y compromiso de los socialistas para emprender el nuevo tiempo".
No obstante, cree que "presentar como novedosa ahora esta propuesta de pacto, es un intento por reconducir su discurso público tras actitudes incomprensibles para la mayoría de los vascos, probablemente mirando a las encuestas".