Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSE rechaza la sugerencia del PNV de adelantar elecciones y advierte que no habrá soluciones colectivas para los presos

El secretario de Organización del PSE-EE, Alfonso Gil, ha señalado que la petición del presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, de adelantar las elecciones es "un elemento recurrente" desde que los socialistas accedieron a la Lehendakaritza y ha destacado que "no es pertinente bajo ningún concepto". Asimismo, ha defendido que "las soluciones de carácter penitenciario serán siempre con carácter individual y en ningún caso colectivo".
Con motivo de la reunión que la Comisión Ejecutiva del PSE-EE ha celebrado este lunes en Bilbao para valorar el anuncio de cese definitivo de la violencia por parte de ETA, el secretario de Organización del PSE-EE, Alfonso Gil, y el coordinador, Mikel Torres, han destacado que a partir de ahora "hay que trabajar con inteligencia" y le han pedido a Iñigo Urkullu que "no juegue con dialécticas peligrosas".
Tras indicar que la derrota del terrorismo de ETA es "el triunfo de la libertad, la democracia y el estado de derecho, única y exclusivamente", Mikel Torres ha señalado que "los que hasta ahora han dado su apoyo y soporte al terror de ETA son los que han retardado el final".
El dirigente socialista ha valorado "las políticas de tolerancia cero que el lehendakari, Patxi López, supo defender y el Gobierno de España liderar" y ha anunciado que en próximos días se convocará el Comité Nacional "como máximo órgano de decisión para trasladar el debate y que todos los militantes participen de esta noticia magnífica".
En este sentido, ha defendido que, de cara al futuro, "no por ir más deprisa se van a sacar mayores resultados" y ha considerado que "ir más rápido seguramente querrán los que quieran rentabilizar personal o políticamente la situación". Del mismo modo, ha expresado que el ritmo no lo pueden marcar "quienes durante décadas han dado la espalda a la ciudadanía vasca".
Preguntados por la petición del presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, de que se estudie un adelanto electoral, Gil ha destacado que el Gobierno vasco "tiene y goza de una estabilidad parlamentaria que ya hubieran querido gobiernos anteriores", por lo que "no es pertinente bajo ningún concepto".
Tras manifestar que se va a seguir trabajando en "los objetivos que el lehendakari se marcó", la paz y la crisis, Gil ha remarcado que "la gran contribución del PNV a la paz es el adelanto electoral".
Los socialistas, que han defendido la labor desarrollada por Patxi López, han destacado que éste "ha mantenido la discreción frente a los que sólo querían coger protagonismo". "Ha sabido sobreponerse a las urgencias que otros querían, a los nerviosismos que muchos le solicitaban", han añadido.
Asimismo, han indicado que el plan de paz del lehendakari, presentado semanas atrás en el Parlamento vasco, cobra ahora "más valor y relevancia" que nunca. "El lehendakari propuso las bases de concordia para el acuerdo que todos los demócratas podemos compartir", han manifestado.
POLÍTICA PENITENCIARIA
Por lo que respecta a la posibilidad de flexibilizar la política penitenciaria, los socialistas vascos han aclarado que las medidas a aplicar con los presos de ETA "serán siempre con carácter individual y en ningún caso colectivo".
"El lehendakari ha sido claro en que las soluciones de carácter penitenciario serán siempre con carácter individual y en ningún caso colectivo", ha manifestado, para añadir que "lo que vamos a aplicar es el reglamento penitenciario, de tal manera que lo que se persigue es la reinserción del reo, y en esos límites se van a mover ambos gobiernos".