Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE de Castilla y León avisa de que "se lo pondrá difícil" al Gobierno para evitar la supresión de partidos judiciales

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Julio Villarrubia, ha asegurado que se opondrá a la supresión de partidos judiciales que no estén en capital de provincia y que "se lo pondrá difícil" al Gobierno para evitar que se consolide el desmantelamiento de este servicio público.
Villarrubia, que ha arropado este sábado en Segovia a su nueva alcaldesa, Clara Luquero, en su toma de posesión del cargo, ha tachado de "barbaridad" y de "nuevo atropello" al mundo rural la posible eliminación de partidos judiciales.
Por ello, y como secretario general de los socialistas de Castilla y León, ha advertido de que rechazará "frontalmente" que esta medida se consuma.
Según ha manifestado en declaraciones recogidas por Europa Press, la Comunidad es el territorio más afectado en toda España debido a su estructura de población y su dispersión. De esta forma, ha insistido en que defenderá hasta el final el mantenimiento de un servicio público que considera "fundamental".
"Se lo vamos a poner muy difícil", ha incidido en referencia al Gobierno, al tiempo que ha confiado en que finalmente se impedirá la consolidación de este "nuevo recorte".
Villarrubia ha hecho estas declaraciones tras la aprobación el jueves en Consejo de Ministros del Anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), una norma que cambiará el actual mapa judicial español mediante la creación de tribunales de instancia (TPI) en las capitales de provincia.
Según el texto, la sede oficial de los TPI estará en la capital, pero se podrán mantener otras sedes desplazadas ya existentes en función de circunstancias como la dispersión de la población en el territorio provincial, la carga de trabajo o la posibilidad de amortización de las inversiones ya efectuadas.