Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE no pone fecha a llevar al Congreso el debate de la Constitución y prefiere asegurarse de que será útil

No contempla derogar el artículo 135 que pactaron Zapatero y el PP, sino complementarlo exigiendo mínimos de gasto social
El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha asegurado que el PSOE llevará su propuesta de reforma federal de la Constitución al Congreso de los Diputados "cuando sea útil", es decir, "cuando las circunstancias aseguren que tienen oportunidades de abrirse camino y de tener éxito".
Así lo ha manifestado en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha evitado dar una fecha concreta de cuándo podría llevar el PSOE este debate a la Cámara Baja, argumentando que los socialistas no buscan dar "golpes de efecto" sino conseguir llegar a un acuerdo.
"Lo haremos cuando sea útil. Nosotros no queremos golpes de efecto. Registrar una solicitud o una propuesta cuesta muy poco en el Congreso; ahora, alcanzar una posición favorable a ese debate de disposición de una mayoría para debatir cada uno con sus posiciones, con la voluntad de llegar a un acuerdo, es algo que cuesta más", ha reconocido.
En este sentido, ha afirmado que "por supuesto" que van a llevar esta reforma a las Cortes Generales, "que es donde hay que llevarla", pero que la llevarán "cuando las circunstancias aseguren que tienen oportunidades de abrirse camino y de tener éxito". "Eso es lo que queremos los socialistas", ha remachado.
"ESPERANZA CONVENCER AL PP"
A este respecto, ha asegurado que "está por ver lo que hace el PP", aunque ha manifestado que el PSOE tiene "la esperanza de convencer" no sólo a los 'populares' sino a otros grupos políticos. "Cuando hablo de convencer es porque aquí hay un camino que se está ya abriendo paso en la sociedad española que es reformar para entendernos, acordar para convivir, de eso se trata", ha matizado.
Asimismo, ha explicado que la reforma que propone el PSOE "es una idea general" y "una actitud" que tiene que ver con la "comprensión de los tiempos ahora en España en el siglo XXI", y que busca "adaptar en algunos puntos la Constitución" para conseguir "la culminación del Estado autonómico en un desarrollo federal".
Entre otras cosas, según Luena, "hay que limitar las competencias, hay que clarificar la financiación autonómica, que debe garantizar la igualdad de todos los españoles y de todos los territorios y hay que articular el funcionamiento autonómico federal de España a través de instituciones como el Senado".
"Está en la declaración de Granada del PSOE, bastante conocida por la sociedad española porque ya lleva mas de un año, y eso es lo que el PSOE cree que tenemos que hacer ahora, abordar una reforma que en lo concreto del desarrollo territorial o de la reforma territorial debe darle un sentido federal a un sistema como el autonómico que siéndolo, puede perfeccionarse", ha insistido.
"SUELO SOCIAL" EN LA CONSTITUCIÓN
Sobre la posibilidad de aprovechar esta reforma de la Constitución para derogar el artículo 135 de la estabilidad presupuestaria que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pactó hace tres años con el PP, tal y como ha pedido el coportavoz de la corriente Izquierda Socialista y aspirante a la Secretaría General del PSOE en las primarias de julio, José Antonio Pérez Tapias, Luena ha informado de que el PSOE "no se plantea modificar nada en relación con ese artículo".
No obstante, ha explicado que lo que sí quieren hacer los socialistas es "completarlo", en el sentido de incluir en la Carta Magna "un precepto constitucional de un gasto mínimo en las políticas sociales de cohesión social del Estado del Bienestar". "Será algo que el PSOE en su momento también planteará", ha asegurado.
En este sentido, ha afirmado que es preciso empezar a hablar de un "suelo social" y entender ese artículo 135 como "una moneda", donde hay "una parte que es la importancia de que un país como España cumpla con sus obligaciones en cuanto a la deuda soberana", y otra cara, que es la que hay que "completar", para introducir "un suelo social" que asegure "unos mínimos indispensables de gasto en educación, en pensiones, en dependencia y en servicios sociales", en resumen, "en el Estado del Bienestar".
"Lo podemos demostrar, podemos hacer un balance de los presupuestos de Gobiernos socialistas para ver, aún en dificultades, la solvencia de los presupuestos en toda la parte social, pero luego viene la derecha y lo barre", ha lamentado.
Así, ha reconocido que la primera parte de esa "moneda" también es importante porque habla de "estabilidad y garantía de los ingresos de España y de muchas familias". "Se hace a veces un debate demasiado ligero en relación a este aspecto, demasiado ligero", ha criticado, para añadir a continuación que es preciso ir más allá y buscar esa otra "cara de la moneda" para garantizar un "gasto mínimo en las políticas sociales".