Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide en el Congreso evitar el cierre del cuartel de Huesca por su coste para la economía local

Los socialistas avisan de ocho millones en pérdidas al año para la ciudad pero el Ejército alega que mantenerlo supone un gasto excesivo
El Grupo Socialista en el Congreso ha presentado una proposición no de ley en la que reclama que se adopten las medidas necesarias para que el acuartelamiento Sancho Ramírez, en Huesca, mantenga su actual funcionamiento y actividad en los próximos años y no se produzca su cierre este año.
Según alega el PSOE en su iniciativa parlamentaria, recogida por Europa Press, de producirse el cierre de este acuartelamiento "300 familias, entre personal militar y civil" deberán "abandonar la ciudad, con el consiguiente impacto para la actividad, riqueza y demografía de la misma".
El último plan de reorganización del Ejército de Tierra contempla el traslado, a lo largo de este año, del Grupo de Transportes IX/14 a Zaragoza y, por tanto, el desmantelamiento y cierre del cuartel Sancho Ramírez.
OCHO MILLONES DE PÉRDIDAS
"El coste para la economía local, como pérdida de tejido productivo, se cifra en más de ocho millones de euros al año, con las consiguientes consecuencias para el comercio y para la estructura demográfica y productiva de una ciudad pequeña. Al tiempo que la ciudad desaparece del mapa de la Defensa Nacional, lo harán otras dos infraestructuras militares ubicadas en los municipios de Fornillos e Igriés vinculadas a este acuartelamiento", explican los socialistas.
Además, consideran que las razones esgrimidas para el traslado de la Unidad de Transportes del Ejército de Tierra "no se sostienen ni bajo los criterios de planificación ni de costes de mantenimiento de tener este acuartelamiento activo con la citada unidad".
La pasada semana, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Jaime Domínguez Buj, indicó que la reorganización de los órganos logísticos centrales del Ejército, es decir, de los parques de mantenimiento y abastecimiento, ha quedado de momento en suspenso hasta contar con un mayor presupuesto para culminarla.
GASTO EXCESIVO
Pero el Ejército de Tierra aclaró después que esto no afecta al acuartelamiento Sancho Ramírez por no entrar en dicha categoría, por lo que los planes sobre el mismo se mantienen: el traslado del Grupo de Transportes IX/14 de Huesca a Zaragoza y, por consiguiente, la Unidad de Servicios del acuartelamiento y la Residencia Logística Militar de Huesca.
Entre las razones que ha dado el Ejército de Tierra para incluir este cuartel en su plan de reorganización está la de que esta instalación dispone de capacidad para 600 militares y tiene una ocupación de 230, lo que, para el Ministerio de Defensa, significa un "gasto excesivo".
Pero además, además de los criterios de personal y costes, asegura que la decisión de cierre responde también a criterios operativos, ya que considera que Zaragoza tiene una "mejor ubicación" para una unidad de transporte.