Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE advierte a Feijóo de que "no hay ningún motivo objetivo" para adelantar salvo su "ventaja partidaria"

Cree que se hará un "pucherazo" si se reforme antes de las elecciones la ley para reducir el parlamento gallego
La diputada socialista en el Parlamento gallego María José Caride ha advertido este miércoles al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de que "no hay ningún motivo objetivo" que justifique un adelanto electoral, salvo, eso sí, su propia "ventaja partidaria" y sus "réditos electorales".
"Sólo hay un motivo: que a él le venga mejor", ha recalcado la parlamentaria del PSdeG, preguntada en rueda de prensa sobre la posibilidad de que se adelanten los comicios gallegos. En todo caso, ha hecho hincapié en que Feijóo tendrá que "dar la cara" y explicar que no agota la legislatura porque "su gobierno y su proyecto están agotados".
Estableciendo una comparación con lo sucedido en Euskadi, donde el lehendakari, Patxi López, ha decidido que la cita con las urnas sea el 21 de octubre y no en marzo, ha apuntado que el socialista argumentó que "no tiene mayoría" para sacar sus presupuestos y que "parte de sus objetivos están cumplidos".
Sin embargo, nada de eso ocurre en Galicia, a su entender, puesto que Feijóo gobierna amparado por una mayoría absoluta y porque, pese a que "iba a solucionar el paro y la crisis", hoy ambos extremos se han "agravado debido a su gestión".
Sea como sea, la socialista viguesa ha urgido al presidente a que "se pronuncie ya" sobre la fecha electoral, ya que "la incertidumbre no beneficia a nadie".
"PUCHERAZO"
Al hilo de ello, ha vuelto sobre la propuesta de Feijóo de reducir de 75 a 61 el número de escaños en Galicia para incidir en que se trata de "un pucherazo electoral". "Mientras en el País Vasco se celebrarán elecciones con las mismas reglas de juego, Feijóo propone un pucherazo", ha contrastado, haciendo hincapié en que esta medida sería "un escándalo en toda regla" concebido para "reducir el pluralismo político".
Tras juzgar al mandatario autonómico de que sacar en solitario esta medida le haría "perder legitimidad política", ha advertido de que no sería "lícito" que alterase las reglas de forma "unilateral". Ello, porque, si bien Feijóo "tiene un voto más en el Parlamento, lo respaldan menos votos que los que apoyaron a la oposición".