Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE impugna la inclusión del dictamen de espionaje en el pleno del día 18

La portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, ha impugnado hoy formalmente el orden del día del pleno del próximo miércoles, 18 de marzo, con el fin de que se excluya el punto que prevé debatir y aprobar el dictamen de la Comisión de Investigación sobre la supuesta trama de espionaje.
Según el PSOE, el Reglamento de la Cámara establece que, "para incluir un asunto en el orden del día, aquél deberá haber cumplido todos los trámites reglamentarios que le permitan estar en condiciones de ello".
En un escrito dirigido a la Mesa de la Asamblea, Menéndez sostiene que la inclusión de este punto en dicho pleno "no cumple los requisitos reglamentarios previstos", al ser una decisión que se adoptó cuando la comisión permanecía abierta, sin que hubiera elaborado siquiera dicho dictamen y, por tanto, sin estar el expediente del asunto concluido.
La decisión de incluir el dictamen de espionaje en el pleno del día 18 la adoptó el pasado 10 de marzo la mayoría del PP en la Junta de Portavoces, a propuesta de la presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez, con los votos en contra del PSOE e IU, cuando la comisión de espionaje aún continuaba abierta.
El Reglamento, no obstante, prevé "incluir asuntos en el orden del día de un pleno, aunque no hubiere cumplido todos los trámites reglamentarios, por razones de urgencia y unanimidad".
En declaraciones a Efe, Maru Menéndez ha recordado que la decisión no se adoptó por unanimidad y ha insistido en que el dictamen "no se puede debatir el día 18".
"Exigimos que se retire del orden del día y que se aplace a otro pleno, porque el orden del día hay que fijarlo en la semana que precede a ese pleno, y la Mesa y Junta de Portavoces sólo puede incluir un punto que no cumpla los requisitos si es urgente y por unanimidad", ha recalcado.
A su juicio, la Mesa de la Cámara esta vez tendrá que "aceptar" su petición, porque "en este caso el nuevo atropello de la mayoría es manifiesto reglamentariamente".