Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE no se cree que 1.000 inmigrantes no sean vistos por ninguna autoridad" y exige más colaboración España-Marruecos

El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha calificado este miércoles como un "auténtico drama humanitario" el que está aconteciendo en las últimas 72 horas en el Estrecho y, ante ello, ha exigido la "intensificación de la colaboración entre España y Marruecos" porque "nos cuesta mucho trabajo creer que mil personas en alta mar no hayan sido vistas por ninguna autoridad cuando esa movilización de barcos y de pequeñas balsas se ha hecho en periodos de muy pocas horas".
Así lo ha dicho en unas declaraciones a los medios de comunicación en Sevilla, donde ha equiparado este "drama" al que se ha producido en otras ocasiones en lugares como Lampedusa cuando, según ha recordado, "se decía por parte del PP que es que había un efecto llamada por parte del Gobierno de Rodríguez Zapatero".
"Ahora no sé a qué le achacarán ese efecto llamada, pero en cualquier caso es un auténtico drama humanitario que así se tiene que tratar", ha insistido para reclamar una "máxima colaboración" entre los gobiernos de ambos países y, "sobre todo, una mayor dotación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para que cumplan sus trabajo humanitario en las mejores condiciones de seguridad y salubridad en un momento tan delicado como el que estamos viviendo a nivel mundial".
Pradas también ha informado de que el Grupo Parlamentario Socialista ha solicitado este miércoles en el Congreso la comparecencia del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y de la Ministra de Trabajo, Fátima Báñez, para que informen de las medidas que está tomando el Gobierno para hacer frente al incremento de la llegada irregular de personas a territorio español, por medio de embarcaciones y a través de la frontera terrestre de Ceuta y Melilla.
"Vamos a tramitar preguntas y solicitudes de comparecencia para que el Gobierno clarifique qué gestiones se están haciendo y cuáles se van a hacer en el sentido de una máxima colaboración entre España y Marruecos", ha concluido.