Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE espera a negociar en el Congreso antes de precisar las incompatibilidades aunque no ve mal "dar cuatro clases"

El secretario de Organización de PSOE, César Luena, ha explicado este lunes que su partido esperará a negociar con el resto de grupos la propuesta que han llevado al Congreso para implantar la dedicación exclusiva de los parlamentarios antes de cerrar el catálogo de actividades que no se podrán desempeñar en sus filas, si bien ha apuntado que no están hablando de "dar cuatro clases".
Así lo ha señalado el 'número dos' de los socialistas en rueda de prensa en Ferraz, tras la reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal, en la que, según ha explicado, ha defendido que esta iniciativa es "de las mejores decisiones" que se podían tomar, porque supone "predicar con el ejemplo".
Luena ha negado que esta medida haya generado "malestar" entre los socialistas y ha asegurado que "nadie" le ha traslado ninguna queja. "Y si alguien me dijera algo, le diría: 'Compañero, hay que pensar en la gente y no en nosotros'", ha señalado.
Esta propuesta fue adelantada el pasado jueves por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que anunció su intención de ampliar el régimen de incompatibilidades para "evitar que los representantes de los ciudadanos desarrollen otras actividades privadas que no tienen que ver con sus responsabilidades políticas y parlamentarias". Según dijo, si su proposición no de ley no recibe el respaldo de la Cámara, será de aplicación para el Grupo Socialista.
Este lunes, el secretario de Organización se ha remitido a la negociación con el resto de grupos parlamentarios antes de precisar hasta dónde llegará el nuevo régimen de incompatibilidades, aunque ha recalcado que el objetivo prioritario no es la actividad docente.
LOS AFECTADOS, "EN EL OTRO LADO DEL HEMICICLO"
"No estamos hablando de dar un par de clases, sino de bufetes de abogados y de empresas privadas. Eso es lo que no se puede: si se está en el Parlamento, se está en el Parlamento, se trabaja en política y se cobra de la política", ha recalcado, para después apuntar que los principales afectados de esta iniciativa "están en el otro lado del hemiciclo". "Yo sé quiénes son...", ha apuntado, en evidente referencia a la bancada 'popular'.
Luena ha insistido en que el detalle de si se puede "dar tres o cuatro clases o participar en una tertulia" se verá en las conversaciones con los grupos. "No tendría sentido que acordáramos con todos los parlamentarios reforzar, a iniciativa del PSOE, el régimen de incompatibilidades, y que nosotros nos aplicáramos otras", ha recalcado, para después insistir en que, en cualquier caso, los socialistas introducirán estos cambios.
De hecho, ya ha recordado que el líder del PSOE ya renunció a su actividad docente, que compatibilizó en el anterior periodo de sesiones, cuando llegó a la Secretaría General. "Se trata de predicar con el ejemplo, nada más", ha recalcado.
Luena ha animado al PP a negociar esta iniciativa "si quieren regeneración democrática", aunque ha lamentado que "mal van", vista su intención de elegir "a dedo" al presidente de la RTVE, una "mala noticia". Según ha dicho, los socialistas van a continuar en las conversaciones con el partido del Gobierno sobre las medidas de regeneración democrática, pero ha apuntado que la designación del presidente de la corporación pública es "un mal precedente".