Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE plantea un "pacto político con Cataluña" en el marco de una reforma constitucional, que mejore su autogobierno

El PSOE plantea un "pacto político con Cataluña" en el marco de una reforma constitucional que reconozca su singularidad y mejore su autogobierno. Así está recogido en el documento de 18 fólios que contiene los "compromisos del PSOE para un sí al gobierno del cambio", que hoy presenta en Madrid el se secretario general y candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez.
En el citado documento se explican las "líneas esenciales" que llevará a cabo el PSOE, si logra gobernar tras las elecciones del próximo 26 de junio, para hacer posible la reforma de la Constitución que plantea.
Esencialmente estas líneas son cuatro. La última de ellas expone que en el marco de esta reforma de la Carta Magna "se acordará un Pacto político con Cataluña que, respetando las implicaciones del principio de igualdad, reconozca su singularidad y mejore su autogobierno".
La primera de estas líneas plantea promover una reforma "parcial" de la Consticuión, mediante un "pacto colectivo" con el consenso más amplio posible y "de acuerdo don las normas y con el procedimiento en ella previstos", que haga realidad el "cambio de fondo" con el compromiso de una "democracia avanzada, participativa" y que se corresponda con las necesidades actuales y las de los "próximos decenios".
Para ello, proponen constituir una "subcomisión en el Congreso de los Diputados" en el plazo de dos meses, que fije el contenido inicial de la reforma.
Esta modificación "parcial" de la Constitución debe incluir, según el PSOE, el reconocimiento de nuevos derechos y libertades, la incorporación del derecho europeo, la garantía constitucional de los derechos sociales, la salvaguarda del Estado del Bienestar en el cumplimiento de las obligaciones de estabilidad presupuestaria y una reforma del modelo de Estado en sentido federal.
El PSOE considera que con estos cambios se "fortalecería" la identificación de las generaciones más jóvenes con la Carta Magna pues no consideran que no se debe olvidar que todos los nacidos después de 1961 no pudieron votar la actual Constitución.
(((Seguirá ampliación)))