Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE afirma que el presidente murciano "ha renunciado a luchar contra la corrupción"

Tovar reprocha a Garre "que le haya bastado una conversación con Valcárcel para cambiar de criterio"
El secretario general del PSRM, Rafael González Tovar, considera que el presidente del Gobierno regional, Alberto Garre, "ha renunciado a luchar contra la corrupción".
González Tovar ha criticado de esta forma las declaraciones de Garre en las que consideraba que un político debe dimitir "no cuando esté imputado, sino cuando se le condene como culpable", una vez terminado el proceso judicial. Mientras tanto, defiende que "debe prevalecer la presunción de inocencia".
A juicio del secretario general del PSRM, "ha bastado una conversación con su antecesor, el actual eurodiputado Ramón Luis Valcárcel, para que Garre cambie de opinión con respecto a sus ambiciosas declaraciones sobre la necesidad de regeneración política y transparencia cuando fue nombrado presidente de la Región".
"Qué poco le ha durado a Garre su interés por buscar la regeneración, para decir que aquí no pasa nada a pesar del cúmulo de imputados que tiene en su partido", añadió.
En opinión del líder socialista, "es muy grave que estas declaraciones las haya hecho el presidente de una Comunidad Autónoma que además ocupa el cargo de Presidente del Comité de Derechos y Garantías del PP regional".
"Insistir ahora en aspectos jurídicos para intentar justificar que permanezcan en sus cargos tantos imputados en la Administración Regional, entre consejeros, directores generales, alcaldes y concejales, es despreciar la idea de que los políticos tienen que tener un comportamiento ejemplar y deben asumir responsabilidades políticas por sus imputaciones", señaló.
"Un gobierno bajo sospecha, como el Gobierno regional del PP, perjudica, no sólo a la buena imagen de nuestra Región, sino a la propia imagen de la política y del servicio público que supone", insistió.
"GRAVES DELITOS"
González Tovar dejó claro que "la gente, los ciudadanos, tienen toda la razón al exigir transparencia y asunción de responsabilidades en la vida pública, porque, no en vano, cuando un juez imputa a alguien es porque considera que hay indicios suficientes de que se haya cometido un delito. Y, en la Región de Murcia, la mayoría de los imputados del PP lo son por delitos muy graves, como prevaricación o cohecho".
Tovar recordó, al hilo, que el cincuenta por ciento de los ayuntamientos gobernados por el Partido Popular en la Región "tienen algún problema con la justicia, o están siendo investigados por causas graves de corrupción".
"La ciudadanía tiene toda la razón cuando exige un comportamiento ejemplar a quienes se dedican a la política. Nosotros vamos a seguir insistiendo en la necesidad de un código ético para esta Región que obligue a asumir responsabilidades políticas a los cargos públicos que tengan problemas con la Justicia, un código que vamos a presentar en la Asamblea Regional porque esta Región necesita un gran acuerdo social que aparte de sus puestos públicos a quienes tanto daño le hacen".