Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE prohíbe regalos de más de 60 euros y obliga a viajar con la tarifa "más económica"

Exigirá a los expresidentes de Gobierno y autonómicos que renuncien a su sueldo público si tiene una actividad privada
El PSOE ha hecho público este sábado su nuevo Código Ético que exige "honradez" a sus afiliados y cargos y que incorpora compromisos muy concretos para todos sus cargos: no podrán recibir regalos de más de 60 euros, tendrán que informar sobre dietas y gastos de representación, cuya cuantía se limita, y deberán viajar haciendo uso siempre de la tarifa "más económica".
Estas medidas están recogidas en el Código Ético presentado este sábado por los socialistas en el Foro Ciudadano sobre 'Limpieza y Calidad Democrática' en Madrid. Al concluir su intervención en su inauguración, el secretario general del partido, Pedro Sánchez, ha sido el primero en firmar la declaración de adhesión que deberán suscribir a partir de ahora todos los cargos públicos y orgánicos del PSOE y los cargos institucionales del partido, aunque no sean militantes.
El nuevo código fija también la actuación del partido ante la implicación de socialistas en procedimientos judiciales: desde ahora, los imputados deberán dar cuentas ante los órganos del partido, que podrán tomar medidas en función de los hechos y su gravedad, o de lo contrario serán suspendidos de militancia.
Y, en cualquier caso, se exigirá la dimisión del socialista ante la apertura de juicio oral, de manera que si no lo hace será expulsado del partido. Incorpora la garantía de que, si después resulta absuelto, el partido se compromete a adoptar las medidas necesarias para "restablecer el buen nombre y el honor de la persona absuelta".
En este capítulo también se incorpora la exigencia de que, antes de acceder al ejercicio de cualquier responsabilidad, todo cargo público del PSOE deberá firmar una declaración en la que afirme no haber incurrido en "delito alguno ligado a corrupción, violencia de género, delitos de acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidades sexuales, torturas o contra la integridad moral, así como la comisión de hechos constitutivos de delitos graves".
"VOLUNTAD IRREDUCTIBLE DE MANTENER UNA CONDUCTA INTEGRA"
El código requiere a todos los afiliados del partido "una voluntad irreductible de mantener una conducta íntegra como exigencia inherente a la pertenencia al partido" y establece que el comportamiento ético de los cargos públicos tiene que estar "centrado en la honradez como virtud personal".
Pero, además, incorpora normas concretas con las que el PSOE quiere garantizar estos compromisos y que suponen "romper comodidades" que han hecho "peores" a los socialistas, según ha señalado Sánchez en la clausura del foro.
REGISTRO DE REGALOS
Así, en el capítulo de la política de obsequios, asegura que creará un registro de regalos que será custodiado por la gerencia del partido. Los cargos socialistas no podrán recibir regalos de más de 60 euros ni acumular obsequios procedentes de la misma persona, organismo o empresa por más de 100 euros al año.
Y si reciben un regalo que no cumpla estos requisitos tendrán que devolverlo en un plazo de cinco días o, cuando no sea posible, integrado en el patrimonio de la Administración o donado a una entidad sin ánimo de lucro.
También exigirá información sobre las dietas y gastos de representación. En concreto, los representantes socialistas en organismos tendrán que informar a su correspondiente Comisión Ejecutiva, antes de su cobro, las cuantías que van a recibir por dietas de asistencia y acreditar documentalmente una vez al año las cuantías percibidas por asistencia, transporte, alojamiento y manutención. Y renunciarán a cualquier otro privilegio o beneficio económico.
Todos los cargos públicos y orgánicos tendrán que actuar bajo los principios de "eficiencia y austeridad" y utilizar "preferiblemente" la tarifa "más económica" en sus desplazamientos. Además, deberán informar al partido de todos los gastos de representación que superen los 600 euros semanales o los 1.500 euros mensuales, gastos que deberán ser "aprobados previamente" por la dirección.
COMPROMISO DE NO SOLICITAR EL INDULTO
El código también señala que los cargos públicos se comprometen a no proponer ni apoyar el indulto de cargos públicos condenados por delitos ligados a corrupción, violencia de género, delitos de acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidad sexuales, torturas o contra la integridad moral, u otros "delitos graves". Además, por primera vez, incluye el compromiso de los cargos públicos y orgánicos a no solicitar su propio indulto si fueran condenados por los anteriores delitos.
Establece asimismo que los expresidentes del Gobierno o de comunidades autónomas que tengan "una actividad profesional continuada y retribuida" que no tenga que ver con su condición de exjefe de Ejecutivo deberán renunciar de manera "automática" a los "beneficios y percepciones salariales inherentes" al cargo institucional que han desempeñado. Según fuentes socialistas, esta medida no se aplicará con carácter retroactivo.
El código también incorpora el compromiso de exclusividad para parlamentarios, al asegurar que los representantes del PSOE en las Cortes Generales deberán "renunciar al ejercicio profesional de actividades privadas" y, en el caso de que mantengan algunas por estar "relacionadas con la actividad política", no podrán recibir "ningún tipo de asignación económica o retribución".
Además, y en la línea de las medidas que ha tomado esta semana el partido, recoge el compromiso de publicar anualmente las cuentas del partido y de exigir un 'certificado fiscal' a sus cargos, para lo que también deberán presentar certificados resumen de su declaración de IRPF durante todos los años de su mandato.