Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSPV cree que "la única salida que le queda al PP es pedir perdón a los valencianos y disolverse"

El portavoz de Hacienda del grupo socialista en las Corts Valencianes, José Muñoz, ha asegurado, que al PP "la única salida que le queda es la de pedir perdón a los valencianos, reconocer que les saquearon y disolverse".
El representante del PSPV ha realizado estas manifestaciones en relación al Informe de Auditorías de la Intervención General de la Generalitat correspondiente a 2014, que revela que las 35 entidades, empresas y fundaciones del sector público valenciano analizadas incurrieron en 2014 en algún incumplimiento de la legalidad.
"Ya ni sorprende que la Intervención General haya detectado irregularidades producidas durante la gestión del PP puesto que muchas de ellas ya avanzaban corrupción y posibles mordidas desde hace muchos años", ha dicho Muñoz, que ha subrayado que los socialistas valencianos "ya denunciaron las sospechas de fraccionamientos de contratos; utilización reiterada de un mismo proveedor; prorrogación de convenios sin cumplir los trámites legalmente exigidos; o el uso del procedimiento negociado sin publicidad de una manera abusivas".
En este sentido, ha puesto en evidencia cómo ahora todas estas prácticas han sido señaladas por la Intervención de la Generalitat y ha lamentado que "por si esto no fuera suficiente, se confirma también que además del saqueo de las arcas públicas, el PP también utilizó estas empresas para contratar a familiares y amigos a dedo, con el único criterio de tener afinidad política".
Por ello, el portavoz socialista ha calificado de "indignante" que además estas personas fueran recompensadas con incrementos salariales sin autorización de la Generalitat Valenciana y ha recordado que en muchas de las empresas en las que ahora se han confirmado las reiteradas prácticas corruptas "ya sobrevoló durante años el fantasma de la corrupción como en Cacsa, Vaersa o Ciudad de la Luz".
"AMIGUISMO DEL ALMA"
"Esto es una muestra más de que la derecha lo que gestiona mejor es su propia economía a costa de la economía de todos los valencianos", ha indicado el dirigente del PSPV, para quien "la única economía que entiende la derecha es la basada en el capitalismo de amiguetes y en el 'amiguismo del alma' del que tanta gala hicieron los populares valencianos durante años".
Muñoz ha reiterado que, a pesar de todo ello, "el nuevo Consell trabajará para revertir esta situación extrema con limpieza y honestidad, pese a la losa de corrupción de despilfarro y mal gobierno heredada del Partido Popular" y ha asegurado que el único camino que le queda al partido presidido por Isabel Bonig "no es más que el de pedir perdón a todos los valencianos por su horrorosa gestión y disolverse" .