Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSPV cree que el acuerdo es una "catástrofe" para la Comunidad Valenciana y pide una auditoría

Puig cree "intolerable" que Fabra vaya a Madrid a apoyar medidas contra la Comunidad y no acuda a las Cortes
El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha asegurado que el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) sobre el reparto del déficit es una "catástrofe" para la Comunidad Valenciana y considera "intolerable" que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, "vaya a Madrid a apoyar las medidas contra la Comunitat Valenciana y que no acuda mañana a las Cortes a explicar los motivos del 'rescate' ni la situación dramática que vive la economía valenciana".
"Nos dirigimos hacia una situación en la que pagaremos el pasado y dejaremos de pagar el presente y el futuro, puesto que la deuda real sin maquillaje, es de 22.560 millones de deuda autorizada, más 1.561 millones de las empresas públicas, más 4.354 millones del plan de proveedores que hay que devolver al Estado, lo que supone un total de 28.575 millones; Esta cifra es el equivalente a dos años enteros del presupuesto de la Generalitat, que únicamente podrían ser saldados sin hacer nada, lo cual es absolutamente imposible", ha remarcado Puig.
El líder de los socialistas valencianos, que ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa tras mantener un encuentro con los miembros del grupo parlamentario que este jueves formarán parte de la Diputación Permanente en las Cortes, ha asegurado que el PP, tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de ayer, "celebra como un éxito lo que es una catástrofe para la Comunitat Valenciana".
Puig ha subrayado que, según el acuerdo alcanzado ayer, en 2013 la región tendrá un techo de deuda oficial de 23.721 millones de euros y una cifra récord del 23% del PIB. "Lo que supone que estaremos endeudados en 3.000 más, que por supuesto significará nuevos recortes sociales", ha advertido.
El secretario general del PSPV-PSOE, ha remarcado que "es evidente que el 'rescate' tiene condiciones, así que ahora necesitamos saber cuál es el plan B de la Generalitat, que aseguró que no aceptaría el rescate si las había".
Para Puig, lo que está claro es que las decisiones tomadas ayer "no solucionan los tres problemas financieros fundamentales de la Comunidad Valenciana. En primer lugar, ha enumerado, "Fabra ha renunciado a cambiar el modelo de financiación autonómica, ese que el PP quería modificar; en segundo lugar, el desfase mensual y estructural de nuestro presupuesto es de 300 millones de euros al mes. Esa es la diferencia entre gastos e ingresos, lo que no se soluciona con más endeudamiento. Y Finalmente, pagamos dos millones de euros de intereses al día, una cifra que seguirá creciendo exponencialmente".
"A LA RUINA"
Por todo ello, Puig ha señalado que "esta situación sólo tiene un nombre, que son los 17 años de desgobierno del PP, 17 años que han llevado a los valencianos a la ruina. Aquí sólo hay una herencia, que es su propia herencia". De hecho, el líder de los socialistas valencianos ha apuntado que "si el PP continúa con esta espiral de financiar deuda con más deuda estamos en un modelo insostenible donde el gran perjudicado es el pueblo valenciano".
Del mismo modo, Puig ha anunciado que mañana el grupo socialista en la cámara autonómica pedirá una auditoria específica por parte de la sindicatura de Cuentas "para que con toda claridad los valencianos tengan toda la información que merecen y sepan el estado real de las cuentas, así como las posibles vías de solución", porque según ha señalado, "la solución no la pueden dar las políticas del PP, por eso les exigimos que cambien de políticas, y a Vela que mire todo lo que ha sido capaz de hacer con su gestión y que obre en consecuencia".