Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo Iglesias: "Estamos aquí para ganar"

Cerca de ocho mil simpatizantes de Podemos han acudido hoy al Palacio de Vistalegre de Madrid, donde arranca una asamblea ciudadana marcada por el entusiasmo de los asistentes, aunque no todos tienen la misma idea de lo que debe ser el partido ni quién debe formar parte de su dirección. Podemos trata de formar una estructura, tras el éxito de las elecciones europeas y antes de que entremos en un nuevo año electoral con municipales y autonómicas. Aglutinar en un organigrama los miles de seguidores que ha movilizado en toda España es una tarea nueva para un grupo que hasta ahora ha funcionado de manera asamblearia. Los politólogos afirman que un partido es como un organismo: la manera en la que crezca marcará su supervivencia. Y en sus diez meses de vida, Podemos ha crecido mucho y ahora, el partido, necesita una estructura más sólida. Se debaten dos propuesta de estructura: una más clásica y otra más alternativa. Las dos parten de la misma base, que Podemos tendrá una cúpula, un consejo coordinador que llevará el día a día y un consejo ciudadano que tomará decisiones importantes. La principal diferencia está en la cúpula, Pablo Iglesias quiere un secretario general y Pablo Echenique, también eurodiputado de Podemos, una dirección colegiada por tres portavoces. Entre hoy y mañana sabremos qué estructura elige Podemos para convertirse en partido político.