Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pagan la fianza y eluden prisión dos hijos y dos nietas de Manuel Charlín

La nieta de Manuel Charlín a su llegada a los juzgados de Villagarcía de Arosa. EFE/Archivotelecinco.es
Dos hijos y dos nietas del patriarca del clan de los Charlines, Manuel Charlín, imputados en la operación 'Repesca' contra el blanqueo de capital supuestamente procedente del tráfico ilícito de estupefacientes, han abonado sus respectivas fianzas de 30.000 euros para eludir la prisión.
Así lo informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, que añadieron que uno de los abogados imputados en esta trama pagó también la fianza por el mismo importe.
A primera hora de la mañana hicieron efectivo el pago de la fianza Noemí Outon y Melchor Charlín, y posteriormente lo hicieron María Teresa Charlín y Natalia Somoza, todos ellos miembros del clan familiar de los Charlines, así como el abogado Roberto Adán Allo.
Los imputados en la operación 'Repesca' que no fueron detenidos por estar en prisión serán citados a declarar en las próximas semanas por la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Vilagarcía.
En estas circunstancias se encuentran el que es considerado como patriarca del clan de los Charlines, Manuel Charlín, que cumple condena en la prisión de A Lama (Pontevedra); su esposa, Josefa Pomares, y una de sus hijas, Josefa Charlín, éstas dos, recluidas en el centro penitenciario de Zuera (Zaragoza).
La jueza encargada del caso, María Almudena Janeiro, ha decidido, asimismo, prorrogar tres meses más el secreto de sumario para el análisis de las pruebas, agregaron las mismas fuentes.
En total son nueve las personas cuyo ingreso en prisión bajo fianza ordenó la pasada madrugada la jueza, que decretó la libertad para dos de los catorce detenidos el pasado lunes, aunque con la obligación de comparecer ante los tribunales cuando sean requeridos.
Dos de los detenidos ni siquiera tuvieron que prestar declaración, y está pendiente de resolver la situación de una mujer de nacionalidad china.