Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament da luz verde a las ponencias de ley soberanistas y la oposición recurrirá

JxSí y CUP apuestan por crearlas aunque un informe de los letrados lo desaconsejaba
La Mesa del Parlament ha decidido este martes admitir a trámite las tres ponencias conjuntas que JxSí y la CUP han impulsado para elaborar las leyes que ven clave para la independencia, y lo ha hecho pese a que un informe de los letrados de la Cámara desaconsejaba este trámite.
En declaraciones a los medios, el vicepresidente primero de la Cámara, Lluís Corominas (JxSí), ha explicado que la decisión se ha tomado con el aval de cuatro miembros de la Mesa --los de su grupo-- y tres en contra, los miembros de C's, PSC y SíQueEsPot --ni PP ni CUP tiene representación en este órgano--.
Pese al informe de los letrados que cuestionaba la creación de las ponencias, Corominas ha defendido que están perfectamente amparadas por el reglamento de la Cámara, y ha recordado que los informes de los letrados "no son vinculantes".
Las tres ponencias serán: sobre la proposición de ley integral de protección social catalana --crear una Seguridad Social propia--; sobre una ley de la administración tributaria catalana --una hacienda propia--, y sobre una ley de régimen jurídico catalán --la transición jurídica hacia un estado independiente--.
INFORME Y RÉPLICA
El informe de los letrados veía "dudas" en la creación de ponencias conjuntas porque consideraba que no se cumplían dos requisitos formales: que las leyes fueran para desarrollar el Estatut, y que tuvieran el aval de todos los partidos del Parlament.
JxSí y la CUP presentaron este lunes un escrito a la Mesa donde alegaban sus motivos para seguir con la tramitación: defendían que en legislaturas anteriores se habían hecho ponencias que superaban los marcos del Estatut y este hecho no había generado "controversia".
Corominas ha insistido en defender la admisión a trámite: "Lo único que hemos hecho es seguir el trámite que se inició hace una semanas. La Mesa ha considerado que se han cumplido lo requisitos", y ha esgrimido los artículos 109 y 126 del reglamento del Parlament.
REPROCHES
JxSí y la CUP han recibido los reproches del resto de partidos de las Cámara, los no independentistas, que ven muy grave que el Parlament siga con el trámite de las ponencias cuando un informe de los letrados de la Cámara lo cuestionaba.
PSC, C's y PP ya han anunciado que pedirán a la Mesa dar marcha atrás a la creación de estas ponencias, algo que harán mediante la formulación de una petición de reconsideración que deben registrar en las próximas 48 horas.
C's y PP también han advertido de que, en caso de que la Mesa se mantenga firme en la admisión a trámite de las ponencias, pedirán ampara al Tribunal Constitucional.
SíQueEsPot estudiará pedir que la Mesa reconsidere la decisión para que JxSí y la CUP tramiten las leyes mediante una vía alternativa a la ponencia conjunta, tal y como recomiendan los letrados de la Cámara catalana.
"Después de haber anunciado muchas veces la desobediencia al Estado español y a sus instituciones, la primera y única desobediencia que de momento aplican es a los servicios jurídicos del Parlament", ha destacado el portavoz del grupo, Joan Coscubiela.
JxSí y la CUP han alegado que el informe de los letrados no cuestiona en ninguno de sus puntos la legalidad de las ponencias conjuntas, y han asegurado que los grupos que se oponen a ellas actúan por motivaciones políticas y no reglamentarias.
RECONSIDERACIÓN DE LA MESA
El PSC, C's y PP podrán solicitar a la Mesa que reconsidere la decisión de este martes cuando se publique en el Butlletí Oficial del Parlament (BOPC): una vez lo hagan, la Mesa dispondrá de cuatro días hábiles para dar respuesta a la petición.
La solicitud de reconsideración implica la suspensión automática de la decisión de la Mesa, por lo que no podrán crearse las ponencias conjuntas hasta que no se resuelvan las solicitudes de reconsideración.