Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament rechaza promover que se prohíba el burka en una votación caótica

El Parlamento de Cataluña ha rechazado hoy en una votación polémica y caótica -que ha estado a punto de revertir el resultado final debido a un supuesto error del sistema de votación electrónica- una moción del PPC que proponía instar al Gobierno español a "prohibir" el uso del burka y del niqab.
En concreto, la moción presentada por el PPC proponía instar al Gobierno español a realizar las reformas necesarias para "prohibir la utilización de vestidos o accesorios que cubren totalmente la cara y que impiden la identificación y la comunicación visual tanto en la vía pública como en los edificios y equipamientos públicos".
Además, la iniciativa del PPC instaba al Govern a apoyar a los ayuntamientos que decidan realizar las reformas de las ordenanzas municipales necesarias para prohibir la utilización de vestidos o accesorios que cubran totalmente la cara.
Precisamente este último punto se ha votado separadamente de los demás e, inesperadamente, ha sido aprobado por 56 votos a favor, 53 en contra y dos abstenciones, en una extraña votación en la que sólo han votado 111 diputados, cuando sólo unos segundos antes el resto de puntos de la moción había sido rechazado por 70 votos a 61, lo que suma un total de 131 parlamentarios.
En medio de un gran jolgorio en la bancada de la oposición y de la absoluta perplejidad en los escaños del tripartito, el presidente del Parlament, Ernest Benach, ha suspendido unos minutos la sesión y, tras revisar la 'moviola' parlamentaria desde la sala de control del hemiciclo, ha llegado a la conclusión de que se ha producido un "error técnico" que ha impedido votar a una veintena de diputados.
Benach ha vuelto a someter a votación este punto, que entonces sí, ha sido rechazado por PSC, ERC e ICV-EUiA, en una votación que la oposición ha decidido boicotear al dudar de la versión oficial y atribuir a un "error humano" de varios diputados la sorprendente aprobación inicial de una parte de la moción del PPC.