Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento catalán crea la Comisión del Proceso Constituyente que quiere impugnar el Gobierno

El PP pronostica que será declarada "ilegal" y C's y PSC se ausentan
El Parlament ha constituido este jueves la Comisión de estudio del Proceso Constituyente y ha asumido su presidencia la diputada de JxSí Muriel Casals.
La vicepresidencia de la comisión ha quedado en manos de Gabriela Serra (CUP) y la secretaría la ocupará Albano Dante Fachin (SíQueEsPot), como ya habían acordado con anterioridad los grupos parlamentarios, aunque la votación por asentimiento se ha sustituido por elección con urnas tras la "disconformidad" del PP con la propuesta de mesa.
Así, se ha elegido a Serra y a Fachin en votaciones separadas por 13 votos cada uno, ya que el PP, pese a asistir a la comisión, no ha votado.
La constitución se ha llevado a cabo por parte de la Presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que este jueves ha presidido también la formación de 16 comisiones parlamentarias legislativas y cuatro de seguimiento, además de las ocho de estudio en las que se encuentra la del Proceso Constituyente.
PROBABLE RECURSO
La comisión se ha constituido aunque el Gobierno central anunció que la recurriría ante el Tribunal Constitucional (TC) junto al decreto de creación de la Conselleria de Exteriores, y pese a la oposición de C's, PSC y PP.
El Gobierno decidió recurrirla tras estudiar los informes presentados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y el de Justicia, en la reunión del Consejo de Ministros que tuvo lugar el viernes pasado.
MURIEL CASALS PIDE HACER AMABLE LA CONFRONTACION
En su discurso tras ser nombrada presidenta de la Comisión, Casals ha asegurado que el objetivo es conseguir la máxima participación de entidades y expertos, pero también de otros grupos parlamentarios: "La voluntad es que el resto de grupos se incorporen".
Casals ha saludado a los diputados del PP que han asistido a la constitución, afirmando que otro de los objetivos que deben tener los parlamentarios es "encontrar espacios de confluencia y hacer amable y estimulante la confrontación".
REPROCHES CRUZADOS
Pese a la petición de Casals, algunos turnos de palabra que se han pedido han servido para lanzarse reproches cruzados entre el PP y los tres grupos que avalan la comisión: JxSí, la CUP y SíQueEsPot.
La diputada popular Esperanza García ha criticado que esta Comisión se crea "de espaldas" a la mayoría social contraria a la independencia y ha recordado que los partidos no independentistas sumaron el 52% de los votos en las elecciones catalanas del 27S.
Así, ve un contrasentido que los diputados utilicen una comisión parlamentario para, ha dicho, saltarse la Ley: "No les vamos a dejar ni un solo milímetro para que fracturen más la sociedad catalana y nos quieran separar del resto de España", y ha pronosticado que será declarada ilegal.
Coscubiela (SíQueEsPot) ha advertido a los populares de que no pueden erigirse como la única voz que representa al 52 por ciento de catalanes que no votaron opciones independentistas el 27S, y ha cargado contra ellos por no respetar el "derecho a debatir y a reflexionar".
Marta Rovira (JxSí) ha acusado al PP de utilizar su turno de palabra para hacer propaganda y ha asegurado que es "falso" decir, como hacen los populares, que no hay un mandato democrático de los catalanes a favor de que Catalunya sea independiente.