Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento Europeo rechaza investigar si hubo cambios legislativos en España para poder acoger Eurovegas

Remarca que no hay proyecto ni indicios de que no se vaya a aplicar por parte de España la legislación comunitaria
La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha rechazado abrir expediente para investigar las modificaciones legales que se introdujeron para tratar de albergar el complejo de Eurovegas al entender que ya no existe proyecto y no hay ningún indicio de que no se vaya a aplicar la legislación comunitaria.
Concretamente, la reclamación de Equo se centraba en los marcos legislativos articulados en la Comunidad de Madrid para articular la figura de los Centros Integrales de Desarrollo (CID), algo que este partido consideraba que se hacía a medida de este proyecto.
En su conclusión a la petición de investigación formulada por Equo, el órgano comunitario recuerda a esta formación que "actualmente no hay ningún proyecto de este tipo en proceso de autorización por parte de las autoridades españolas".
"La Comisión no puede determinar si la legislación de la UE ha sido correctamente aplicada o no con respecto a un posible proyecto, y por tanto, no puede intervenir en el presente caso en esta frase tan temprana en la que las disposiciones pertinentes de la legislación de la UE aún no son aplicables", ha recalcado el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press.
En este sentido, la resolución de la Comisión de Peticiones recalca que, en vista de la ausencia de un proyecto o de cualquier indicio que de las autoridades españolas no vayan a aplicar la legislación comunitaria, rechazan la solicitud de Equo.
Respecto a esta decisión, el coportavoz federal de Equo, Juan López de Uralde, ha lamentado la decisión del Parlamento Europeo de cerrar el expediente relativo a Eurovegas centrado en investigar si las modificaciones legales que se introdujeron para favorecer su puesta en marcha vulneraban el marco legislativo comunitario.
"Eurovegas se ha ido, pero nos quedamos en Madrid con una legislación que supone un paso más hacia la especulación urbanística y hacia la falta de control de los capitales", ha denunciado Uralde, quien ha recordado hoy en Bruselas que los cambios se produjeron en la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, conocida como Ley de acompañamiento de diciembre 2012 de la Comunidad de Madrid.
Según informa Equo, a través de esta norma se incorporó la figura de los Centros Integrales de Desarrollo (CID), que suponen una nueva modificación de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid y que en caso de conflicto se sitúan por encima de las normas urbanísticas de la Comunidad de Madrid e incluso de las de los Ayuntamientos.
Esta formación critica que el cambio en la legislación persigue agilizar la urbanización "y que además supone la casi exención de impuestos para estos centros, lo que unido a modificaciones en la Ley del juego podrían significar una falta de control para impedir el blanqueo de dinero".
En este sentido, Equo denuncia que la ley "incorpora la posibilidad de que dentro de los casinos se desarrollen actividades de mediación para la promoción del juego, requiriéndose una aclaración sobre sus consecuencias, ya que podría suponer la legalización del sistema de intermediarios". Según informa el partido, también se introduce la capacidad de introducir nuevos juegos.
"La citada Ley de Acompañamiento también permitía la entrada a menores acompañados en estos centros de juego, aunque supuestamente no podrían practicar apuestas", ha apuntado Equo.
Por último, López de Uralde ha defendido que las políticas europeas "deben estar al servicio de la ciudadanía, y que es importante evitar caer en la especulación inmobiliaria como forma de obtener dinero fácil y rápido para las administraciones. Planes como el de Eurovegas son inviables, tanto económica como medioambientalmente".