Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamento vasco no acuerda una condena de los altercados durante la huelga de estudiantes por la negativa de EH Bildu

La coalición critica que el texto apoyado por el resto de partidos "criminaliza" el movimiento estudiantil
Los grupos del Parlamento vasco no han conseguido este viernes acordar una declaración institucional de condena por los altercados registrados este pasado jueves en el campus de la UPV/EHU de Álava y en el centro de Vitoria durante la huelga de estudiantes contra la LOMCE convocada por el sindicato Ikasle Abertzaleak, ya que EH Bildu ha rechazado adherirse al texto planteado por el PSE-EE, al considerar que se "criminaliza" al movimiento estudiantil.
PSE ha propuesto al resto de formaciones un texto para que la Cámara vasca exprese su "más rotunda repulsa" a los actos de violencia y coacción llevados a cabo este pasado jueves en las instalaciones del campus de la UPV/EHU de Vitoria y en las calles del centro de la ciudad con motivo de la jornada de movilización convocada por las asociaciones estudiantiles, que motivaron la detención de nueve jóvenes.
PNV, PSE, PP y UPyD han apoyado el texto propuesto por los socialistas, mientras que EH Bildu ha rechazado firmarlo al considerar que en el mismo se "criminaliza" al movimiento estudiantil y han propuesto otro texto "alternativo" en el que rechaza los incidentes, pero cree que éstos "no pueden empañar la masiva respuesta a la convocatoria ni ocultar la justicia de las reivindicaciones estudiantiles".
"MÉTODOS INJUSTIFICABLES"
La propuesta socialista condena los actos, afirmando que "asaltar centros universitarios, amedrentar docentes y alumnado, destrozar bienes públicos y sembrar el caos en las calle" son actuaciones "incompatibles con el derecho democrático a la manifestación y a la protesta". "Ninguna causa puede defenderse con métodos injustificables y tomando como rehén a la ciudadanía", subrayaba.
Además, en la misma, el Parlamento expresa su repulsa a que "se utilice el espacio de libertad, conocimiento y discusión abierta que representa la universidad, para un ejercicio de salvajismo como el que desplegó la minoría de jóvenes que protagonizaron la algarada". "Ni nuestra universidad ni nuestra sociedad aceptan su comportamiento incivil", concluye.