Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento vasco expresa su "más enérgica condena" y guarda un minuto de silencio por la bebé asesinada en Vitoria

El Parlamento vasco ha expresado este jueves su "más enérgica condena y absoluto rechazo" por el asesinato de la pequeña Alicia, la niña de 17 meses que murió la semana pasada en Vitoria después de que D.M.G., un hombre de 30 años, la arrojara por la ventana de un primer piso tras agredir a su madre, una joven de 18 años.
El pleno de la Cámara ha guardado un minuto de silencio tras leer una declaración institucional en la que los grupos parlamentarios han mostrado su apoyo y condolencia a los familiares y allegados de Alicia, así como a los familiares y allegados de las demás víctimas.
El Parlamento vasco ha condenado estas agresiones, así como toda manifestación de violencia contra las mujeres o de discriminación sexual y entiende que la violencia sexista es "la expresión más grave de las desigualdades entre mujeres y hombres, derivadas de relaciones de poder y de sometimiento de las mujeres". En este sentido, ha invitado a la ciudadanía a adoptar "compromisos personales y colectivos" a favor de la igualdad entre mujeres y hombres.
Asimismo, ha instado a las instituciones, que tienen una responsabilidad "crucial" en la erradicación de este tipo de violencia, a desarrollar planes integrales dotados de los recursos necesarios para lograr su definitiva desaparición, "de modo que no se vuelva a producir ningún acto de violencia contra las mujeres y, mucho menos, asesinatos como el que ha costado la vida a la pequeña Alicia".