Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pascual cree que una parte del PSOE, liderada por Díaz, teme gobernar con Podemos "porque sabe que es firme y coherente"

Recuerda a Felipe González que el secretario general del PSOE es Pedro Sánchez
El secretario de Organización de Podemos y diputado andaluz, Sergio Pascual, ha considerado este jueves que en estos momentos en el PSOE hay un debate interno entre dos posiciones políticas, "una que apunta a la necesidad de entender el momento histórico que vivimos y el mensaje de las urnas para conformar un gobierno de cambio que desaloje al PP", y otra, "que parece liderar la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con miedo a gobernar con Podemos porque sabe que somos firmes, coherentes y serios, y que con nosotros le costaría más decir y no hacer".
En una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, Pascual ha afirmado que le gustaría que en ese debate interno "ganen quienes, como Patxi López, entiende que hay un tiempo nuevo, y no quienes como Susana Díaz y Micaela Navarro, quieren amordazarnos mandándonos al gallinero" del Congreso.
Así, ante las declaraciones del expresidente socialista Felipe González sobre posibles pactos, el dirigente de Podemos ha recordado que el secretario general del PSOE es Pedro Sánchez y no él. Entiende que González es una figura con mucho peso en el partido, y le ha reclamado "que reme en la dirección de llegar a un acuerdo presidido por el PSOE para trabajar en favor de los españoles, y no hacia un acuerdo con el PP".
Cree que la postura de González dificulta el debate interno que atraviesa el PSOE sobre la posibilidad de llegar a un gobierno con Podemos, pero se ha mostrado esperanzado en que los socialistas entiendan que los tiempos han cambiado y esta postura triunfe en ese debate.
Lo que ocurre, en su opinión, es que el PSOE ha hablado durante la campaña electoral usando los mismos términos que Podemos y que ahora temen que si forman un gobierno juntos, "esas cosas en las que nos parecíamos en campaña, sí las vamos a hacer cumplir". "Este es el miedo que tienen algunos, como Felipe González, que habrá que saber si habla desde el consejo de administración de Gas Natural o como expresidente", ha agregado.
Defiende que a Podemos ahora no le importa su futuro electoral, sino los problemas de los españoles, por eso ha urgido a Sánchez a hablar ya. Ha indicado que Sánchez e Iglesias no han vuelto a hablar desde el domingo y que no entiende por qué el socialista insiste en que Rajoy presente su candidatura "y dilata la posibilidad cierta de un gobierno de cambio".
Ha explicado que desde el mismo 20D Podemos hizo saber al PSOE que están dispuestos a trabajar por un gobierno de cambio en el que no esté el PP, "un partido judicializado y con todos sus tesoreros imputados o en la cárcel".
En cualquier caso, ha explicado que el Consejo Ciudadano Estatal y la dirección del partido "tienen el timón para navegar estos meses" en las negociaciones, pero que, llegado el momento, como recogen los estatutos de Podemos, cualquier pacto será sometido a votación de las bases porque "los inscritos tendrán la última palabra".
"LOS ESCAÑOS NO SON DE NADIE"
De otro lado, ha afirmado que el PSOE le ha sorprendido por los acuerdos que ha alcanzado con el PP y C's en la Mesa del Congreso para "relegar a Podemos al gallinero o para obtener el sillón de la Presidencia de la Cámara".
Pascual, tras advertir que la nueva propuesta que ha presentado Podemos para la distribución del Congreso no implica que el PSOE ceda escaños porque los escaños "no son propiedad de nadie", ha defendido que "es más sensato que la tercera fuerza pueda estar próxima a los ministros para interpelarlos con mayor claridad" y que relegarlos al gallinero demuestra que "parece que estorbamos para algunos".
En este punto, ha dicho que le duele especialmente que la dirigente del PSOE-A Micaela Navarro haya respaldado esta propuesta "que no responde a lo que los españoles querían", mientras Patxi López "fue bastante más coherente y se ha abstenido".
Entretanto, ha explicado que los diputados andaluces quieren un tratamiento especial en el grupo de Podemos en el Congreso para "declinar con voz propia el mensaje de nuestra formación en Andalucía", porque "no todas nacionalidades históricas tienen las mismas situaciones y es natural que esas especificidades las concretemos con diálogos".
REFERÉNDUM EN CATALUÑA
De otro lado, para abordar la cuestión de Cataluña, Pascual ha considerado que deberían sentarse en la mesa con el PSOE, partido que como ha recordado llevaba una propuesta similar a la de Podemos en su programa en 2012, "para buscar soluciones que nos satisfagan a todos y desatranquen situación que vivimos". "Podremos llegar a acuerdos", ha aseverado antes de apuntar que la propuesta de Podemos es "el punto de partida".
En cualquier caso, a la hora de abordar una reforma constitucional, cree que si finalmente se ponen de acuerdo PSOE, Podemos e IU, algo que ve posible, "el PP tiene que entender que es una fuerza que ha sido relegada por los votantes, y no por un acuerdo de partidos, al banquillo". Así, aunque asume que también habrá que hablar con el PP para la reforma, "el liderazgo, la hoja de ruta y el rumbo lo tienen que marcar las fuerzas progresistas".
Sobre la propuesta de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para crear un nuevo espacio político, Pascual ha afirmado que "caminar en Cataluña hacia la consolidación de una plataforma electoral es coherente con lo que dice Podemos en esa comunidad".