Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Patxi López dice que el PSOE "siempre" apoyará al Gobierno para preservar la legalidad

Lamenta que querer votar en base a las identidades pasaba "en la dictadura"
El exlehendakari y secretario de Acción Política y Ciudadanía del PSOE, Patxi López, ha indicado este martes que su partido "va a dar siempre su apoyo a aquello que sea para preservar las reglas del juego y la legalidad".
En una entrevista a Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, López ha contestado así a la pregunta de si el PSOE apoyará al Ejecutivo de Mariano Rajoy si impugna la consulta alternativa del próximo 9 de noviembre convocada por la Generalitat.
El también secretario general del PSE-EE, ha considerado que "tiene lógica que el Gobierno intente velar por el respeto a la ley", aunque ha pedido esperar a que se pronuncie el Consejo de Estado, y ha lamentado que el tema no se resuelve solo invocando a la ley.
"No se si incumple la legalidad un encuentro popular con urnas de cartón", ha añadido López, para quien de todas formas, la consulta alternativa no solucionará el problema en Catalunya, para el que ha vuelto a proponer votar una reforma constitucional.
Para el socialista, la consulta alternativa "no es el mejor ejemplo de democracia" y solo lleva a dividir y frustrar a los catalanes, que, en su opinión, ya pueden ejercer su derecho a decidir cada día porque viven en una democracia.
"Nadie puede votar mi identidad. Nadie puede uniformar las identidades de los ciudadanos. Eso pasaba en el siglo XIX, pasaba en la dictadura. ¿A quién se impide en este país ser catalán?", se ha preguntado.
López ha insistido en que el hecho de que los catalanes elijan su futuro en una consulta "no entra dentro de lo que es razonable en este momento", y ha agregado que decidir sobre lo que no compete no es democrático.
Para el exlehendakari, Catalunya está dividida y enfrentada como cree que lo estaba la sociedad vasca ante el plan Ibarretxe: "Hay cuestiones que no son votables. Nadie puede homogeneizar a una sociedad", ha expuesto, por lo que ha planteado optar por un proyecto común en el que ha admitido que nadie estaría al 100% cómodo.