Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedraz pregunta a Fiscalía si la garantía hipotecaria de cuatro fincas de Fuerteventura cubre la fianza de Mario Conde

La tasación de estas fincas de Corralejo presentada por los fiadores, José Angel y Jaime Francisco Alonso García, es de 610.818 euros
El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha preguntado a la Fiscalía Anticorrupción si la garantía hipotecaria de cuatro fincas situadas en la isla de Fuerteventura que ha sido aportada como aval por dos particulares cubre la fianza de 300.000 euros impuesta al ex banquero Mario Conde para salir de prisión, según han informado fuentes jurídicas.
Los fiadores José Angel Alonso Garcia y Jaime Francisco Alonso
García aportaron este martes en el Juzgado Central de Instrucción número 1 las escrituras de cuatro fincas de las que son propietarios, consintiendo que puedan ser hipotecadas o pignoradas para garantizar la puesta en libertad del expresidente de Banesto.
Esas cuatro fincas se encuentran en la isla de Fuerteventura, en el término de Corralejo, y según la tasación aportada por los fiadores, su valor alcanza los 610.818 euros.
El Ministerio Público valorará si son o no suficientes, tal y como consta en la tasación aportada por los fiadores, y puede además solicitar una tasación oficial de los inmuebles para responder con un informe oficial al magistrado.
Pedraz acordó este martes la fianza, contra el criterio de Anticorrupción, al considerar que no existe riesgo de que obstaculice la investigación ni se fugue del país. En el caso de que cubra la caución, Conde deberá comparecer semanalmente en el juzgado más cercano a su domicilio, le será retirado el pasaporte y tendrá prohibido salir de España.
El ex presidente de la entidad bancaria ingresó el pasado abril en la prisión madrileña de Soto del Real en el marco de la causa en la que se le investiga por crear un entramado empresarial en España y el extranjero para traer de vuelta a España fondos procedentes del 'caso Banesto'.
El antiguo presidente de Banesto habría blanqueado, entre 1999 y 2014, un total de 13 millones de euros --2,2 a través de ingresos en efectivo y 10,7 de transferencias en cuentas en el extranjero-- cuando aún le restan por depositar 14,1 millones de la responsabilidad civil por la que fue condenado en el 'caso Banesto'.
Pedraz señala en su auto que, a pesar de acceder a la posibilidad de que Conde abandone la prisión, "siguen existiendo motivos para estimar responsable criminalmente" a Mario Conde de los delitos de alzamiento de bienes, blanqueo, ocho delitos contra la Hacienda Pública y organización criminal.
DOS MESES EN PRISIÓN
Con la decisión del juez de la Audiencia Nacional, Mario Conde podrá salir de Soto del Real dos meses después de su ingreso en la cárcel, a donde volvió transcurridos casi ocho años de su salida de Alcalá-Meco por el saqueo de Banesto.
Además de Conde, el juez envió a prisión a su abogado Francisco Javier de la Vega -que también quedó en libertad la semana pasada tras abonar una fianza de 100.000 euros-- y decretó el arresto domiciliario de su hija Alejandra Conde, en ambos casos por su relación con el entramado empresarial en España y el extranjero utilizado para repatriar fondos procedentes del 'caso Banesto'.
Alejandra Conde coordinaba presuntamente junto a su padre la trama defrautoria, de la que también se habría beneficiado el otro hijo del exbanquero, Mario, y en la que aparecía como una "pieza fundamental" de todo el entramado el abogado Francisco Javier de la Vega, encargado de la coordinación de las sociedades radicadas en Reino Unido, Países Bajos, Luxemburgo y Emiratos Árabes.
La primera vez que Mario Conde entró en la cárcel fue en diciembre de 1994, cuando apenas permaneció 30 días en prisión preventiva por el 'caso Banesto'. El 26 de febrero de 1998 fue de nuevo encarcelado por el 'caso Argentia Trust', hasta que el 9 de agosto de 1999 obtuvo la libertad condicional por esta causa.